A mediados de septiembre trascendió el interés de Liberty Latin America, la antigua filial de Liberty Global, por las filiales de Telefónica en Colombia y Ecuador. Ambos grupos ya han puesto en marcha operaciones corporativas. Foto: Bloomberg
A mediados de septiembre trascendió el interés de Liberty Latin America, la antigua filial de Liberty Global, por las filiales de Telefónica en Colombia y Ecuador. Ambos grupos ya han puesto en marcha operaciones corporativas. Foto: Bloomberg
Redacción EC

Tras comunicar el acuerdo para la venta de la división de torres de telecomunicaciones de Telxius, al gigante estadounidense American Tower, nuevas posibilidades de desinversión de activos se abren paso para con el objetivo de aflorar valor y reducir deuda.

MIRA: Telefónica vende sus torres en Europa y América Latina por US$ 9.400 millones

, la empresa de telecomunicaciones señaló que su equipo gestor continuará focalizado en el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, data centers, proyectos greenfield de fibra y cables submarinos, entre otros.

Entre estos activos figura el 50% del capital de CTIL, la sociedad participada junto con Vodafone, que agrupa sus respectivos emplazamientos en Reino Unido. El pasado lunes, ambos grupos anunciaron un acuerdo para monetizar CTIL. Vodafone comunicó su intención de integrar su 50% en su división de torres Vantage Towers, que ultima su salida a Bolsa. Telefónica, por su parte, contempla desde dar entrada a un inversor a su venta completa.

La operadora planea la venta de la división de cables submarinos. De hecho, ha contratado a Société Générale y a Greenhill para la venta de estos activos.

REVISA: Osiptel confirma multas por más de S/ 1 millón contra Telefónica por activar líneas en la vía pública

En el mercado también se apunta la opción de que pueda desprenderse de redes de fibra óptica. Citi, de hecho, valoró la red de fibra de Telefónica España en diciembre pasado en US$ 21.900 millones, y habló de “potencial bala de plata” para reducir deuda.

Aunque la empresa, hasta ahora, ha descartado esta alternativa, los nuevos despliegues de fibra en países como Chile, Brasil y Alemania ha apostado por crear vehículos de inversión en los que se da entrada a socios financieros.

Junto a los activos de infraestructuras, Telefónica mantiene abierto el frente para la posible desinversión de activos de Hispam, división que agrupa los negocios en Latinoamérica, con excepción de Brasil.

A mediados de septiembre trascendió el interés de Liberty Latin America, la antigua filial de Liberty Global, por las filiales de Telefónica en Colombia y Ecuador. Ambos grupos ya han puesto en marcha operaciones corporativas. En julio pasado, Liberty Latin America acordó la compra de Telefónica Costa Rica, por casi US$ 500 millones, incluida la deuda.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: Francisco Sagasti indicó nuevas restricciones y horarios de toque de queda

TAGS RELACIONADOS