Petro-Perú
Petro-Perú
Manuela Zurita

El retomará operaciones entre los próximos 15 y 30 días, informó a El Comercio el ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo.

Según precisó, el tramo norte del ducto, que recorre 252 kilómetros de sus 854, está operativo al 100%. El tramo I, de 306 kilómetros, y el II, de 548 kilómetros, funcionan al 95% y 90% de su capacidad, respectivamente, detalló. Vale recordar que el oleoducto está paralizado desde febrero del 2016, tras sufrir decenas de rajaduras y roturas intencionales y no intencionales.

“Esperamos que entre 15 y 30 días esté en operación, lo que permitirá contribuir con la recuperación de la economía petrolera”, afirmó el ministro.

En esa línea, observó que en los últimos meses repuntó la actividad petrolera. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, la explotación de petróleo aumentó 9,3% en abril pasado con relación al 2016.

En total, ese mes se produjeron 43.200 barriles de crudo por día, según la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía.

REANUDACIÓN PROGRESIVA Y TARIFAS
Según estimó Luis Fernández, gerente general de Gas Energy, la reanudación de operaciones del ONP demandará unos dos meses.
“Como lo están reparando, hay que ponerlo en operación para hacer pruebas. Una vez que se inicien las pruebas, en 30 días podría entrar en plena operación”, explicó.

En esa línea, apuntó que se espera que el lote 192, desarrollado por la canadiense Frontera Energy [antes Pacific Energy] sea el primero en entrar en explotación. Antes de la paralización del ducto, la compañía producía entre 15 mil y 16 mil barriles de crudo por día, según datos de Perú-Petro.

“El lote que desarrolla Frontera Energy es el único que realmente estaría listo para entrar más rápido. Todos los demás que están en la zona necesitan desarrollo”, dijo Fernández y aclaró que se trata de pozos parados, cuya reactivación requiere inversión de capital y tiempo.

Resaltó que otro asunto no menor y esperado por el sector petrolero junto a la disponibilidad funcional del ducto es el establecimiento de un nuevo marco tarifario de transporte de crudo. Actualmente el costo equivale a una quinta parte del valor del barril.

En ese sentido, resaltó la importancia de que los productores amazónicos y el Gobierno acuerden una tarifa “competitiva”. “No hay una tarifa competitiva porque no hay volumen de producción, ni viceversa. Hay que romper ese círculo vicioso”, opinó.

Al respecto, Tamayo indicó que establecerán tarifas “compatibles con la realidad de la economía petrolera de la selva”. Junto al desarrollo de un nuevo marco regulatorio, el ONP puede permitir el impulso del PBI sectorial a tasas superiores al 5% proyectado para este año, indicó Tamayo.

Lee más noticias de Economía...