"Por varias razones, el pilar de las AFP se ha debilitado y parece que dejó de ser una opción viable en la opinión pública. En consecuencia, es necesario determinar la institucionalidad para la administración de las cuentas individuales de capitalización que continuarán siendo parte del nuevo sistema de pensiones", sostiene la investigadora asociada de la Universidad del Pacífico. (Foto: GEC)
"Por varias razones, el pilar de las AFP se ha debilitado y parece que dejó de ser una opción viable en la opinión pública. En consecuencia, es necesario determinar la institucionalidad para la administración de las cuentas individuales de capitalización que continuarán siendo parte del nuevo sistema de pensiones", sostiene la investigadora asociada de la Universidad del Pacífico. (Foto: GEC)
Redacción EC

Mientras las Administradoras de Fondos de Pensiones () afilian a las y los trabajadores de mayores ingresos relativos, la Oficina de Normalización Previsional () asegura a aquellas y aquellos de ingresos más bajos quienes apuestan por una pensión mínima garantizada, en el peor de los casos.

Las en las AFP son en promedio alrededor del 27% de la remuneración promedio, mucho menor que el 60% prometido cuando fueron creadas en el año 1992. Las pensiones de la ONP, de tipo beneficio definido, representan proporciones de la remuneración mínima que van de más del 50% (pensión mínima) a cerca del 90% (pensión máxima).

MIRA: Retiro del 25% de AFP: Sepa cuánto podrá retirar si ya dispuso de los S/2.000 autorizados [INFOGRAFÍA]

Estimar la tasa de reemplazo en las AFP entraña dificultades. Primero, depende de las remuneraciones asociadas a la . Segundo, depende del índice de cotización que es inferior al 48% en el sistema. Por su parte, acceder a una pensión en la ONP requiere 20 años de cotización. Si una persona empieza a contribuir a los 25 años y sólo cotiza en la ONP durante la mitad del tiempo de su vida activa, tendrá un índice de cotización similar al de la AFP. Pero podrá alcanzar, por lo menos, la pensión mínima.

, la pensión en la AFP depende de los rendimientos netos después de descontar la comisión de administración. Estos rendimientos están asociados a ciclos económicos y volatilidad financiera que muchas veces son difíciles de comprender. La distribución de dividendos que las AFP obtienen como empresas financieras a pesar de los rendimientos negativos o estancados de los fondos de ahorro también fueron de difícil aceptación.

MIRA: Retiro del 25% de las AFP: ¿Cómo impacta en los fondos de pensiones de los afiliados?

Finalmente, una opción de en la AFP, si no se retira el 95% del fondo ahorrado (lo hace la mayoría), es comprar una anualidad de una cía. de seguros pagando ahora, nuevamente, una prima. El retiro del 95% del fondo ahorrado en las AFP al momento de la jubilación fue una estocada al ahorro previsional que debilitó este pilar.

La eficiencia de un contributivo se evalúa en términos de tres criterios: cobertura, suficiencia (tasas de reemplazo) y sostenibilidad. La cobertura conjunta de AFP y ONP es 28%. El primer criterio falla. Las tasas de reemplazo son bajas y en el caso de las AFP continuarán descendiendo debido a la baja tasa de cotización, al retiro del 95%, al retiro del 25% para pago de vivienda, al retiro de los 5 mil soles — primero 2 mil, y posteriormente, 3 mil en tres retiros mensuales y consecutivos — y al retiro del 25% adicional (con tope mínimo de 4,300 soles y máximo de 12,900 soles). Estos retiros disminuyen los fondos para el pago de pensiones y desvirtúan el propósito de las AFP.

MIRA: Pablo Antolin de la OCDE sobre la reforma previsional: “Hay margen para que las AFP puedan reducir sus comisiones”

El segundo criterio también falla. Por último, la sostenibilidad. Las cuentas individuales de capitalización de las cuales se deriva una pensión financiera durante la vejez son sostenibles porque no dependen del reparto. Correcto. A menos que se repitan crisis financieras frecuentes y la volatilidad sea excesiva.

La sostenibilidad de las AFP, sin embargo, ha sido afectada negativamente por la reducción del fondo administrado y por la reducción en las contribuciones de los cotizantes. Por su parte, el reparto que sostiene a la ONP depende de la tasa de dependencia. Esta se eleva a medida que las sociedades envejecen.

En ambos pilares, AFP y ONP, notaremos que el desempleo y la recesión inducidos por la crisis del Covid-19 disminuirán el ahorro previsional contributivo de peruanas y peruanos. Un golpe duro a la sostenibilidad. Otro criterio que nos está fallando.

En este contexto, ¿qué hacer? Pareciera que una reforma debe considerar las lecciones aprendidas y algunos principios básicos tales como los expuestos a continuación. Primero, la reforma debe ser secuencial — sobre la base de alcanzar objetivos intermedios — y asociarse a una visión de desarrollo. Este desarrollo reducirá la heterogeneidad de la sociedad peruana, sus enormes brechas, e incluirá una elevación de la base y de la presión tributaria, requisitos para la extensión de la cobertura.

Segundo, se requiere un esfuerzo intersectorial sustancial — para implementar registros, bancarización e inclusión financiera, suficiente presencia y fiscalización institucional — que permita “recoger” ahorro del mayor número de trabajadores durante su vida activa.

Tercero, las contribuciones serán de trabajadores dependientes e independientes y de los empleadores sobre remuneraciones o ingresos. En adición, son posibles los subsidios a las contribuciones así como modalidades de contribución asociadas al consumo o gasto de los trabajadores.

Cuarto, el nuevo sistema previsional será integral y unificará a las AFP, ONP y Pensión65. Las pensiones contributivas incluirán una pensión suplementaria derivada de un reparto y una pensión adicional derivada de cuentas individuales de capitalización. Existirá una pensión mínima para todos los contribuyentes y Pensión65 para personas mayores que no contribuyeron. El bono demográfico durante las dos décadas siguientes y la elevación progresiva de la presión tributaria permitirán financiar la pensión mínima y Pensión65.

Por varias razones, el pilar de las AFP se ha debilitado y parece que dejó de ser una opción viable en la opinión pública. En consecuencia, es necesario determinar la institucionalidad para la administración de las cuentas individuales de capitalización que continuarán siendo parte del nuevo sistema de pensiones.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

______________________________

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

Video relacionado

Lozada: "Estamos evaluando que salga el 100 % de la flota de transporte público". (América TV)

Te puede interesar