Foto: Twitter
Foto: Twitter
María Rosa Villalobos

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El Banco Central de Reserva (BCR), en su calidad de Alprazolam nacional, es una de las instituciones más sólidas del Perú. Julio Velarde, su presidente, es una persona cuya continuidad en el cargo da tranquilidad a los distintos agentes económicos, empresariado e inversionistas.

La designación de Velarde, junto a la de tres nuevos directores nombrados por el Ejecutivo –cuyas resoluciones se publicaron finalmente el viernes por la mañana- fue una de las noticias positivas al cierre de la semana pasada, que no estuvo ajena de los ya acostumbrados sobresaltos políticos. Resalto la palabra ‘publicados’, porque es eso y no quien firmó –o no- los mencionados documentos lo que realmente importa. El martes pasado, la cuenta institucional de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) fue utilizada para, en buen cristiano, “sacar cuerpo”.

Mira: ¿Qué busca el banco central con la subida de su tasa de interés?

“Ante versiones erróneas, la PCM aclara que el viernes 1 de octubre se firmó las resoluciones que ratifican al presidente del BCR y designan a los integrantes del directorio que el Ejecutivo debe proponer; y fueron enviadas al despacho presidencial para su trámite correspondiente”, se leía en el tuit, que estuvo acompañado de las fotos de las resoluciones firmadas por el entonces titular de la PCM, Guido Bellido. Es decir, no solo se le echó la culpa a Presidencia públicamente por la demora, sino que se presentó prueba de ello.

El Estado es uno solo, y aunque existen diferencias entre los actores que lo conforman, la comunicación debería ser prolija y uniforme. Los servidores públicos y las instituciones a los que estos pertenecen no están para darse de ‘tuitazos’, sino para tomar decisiones –para bien o para mal- y dar siquiera un atisbo de predictibilidad. Si hay discrepancias, como las hay en cualquier grupo de trabajo, deben resolverlas a puerta cerrada, pues las consecuencias del desorden comunicacional e interno llegarán tarde o temprano.

Mira: Designan a Gustavo Guerra-García como representante del Ejecutivo en directorio de Banco de la Nación

El mismo día que la PCM publicó el tuit sobre el BCR, el presidente de la República, Pedro Castillo, indicó en un evento oficial, que el costo del pan, el del gas y la subida del dólar no responden a que él haya llegado al Gobierno. De acuerdo al presidente, durante décadas se ha gobernado pensando siempre “en los de arriba” y que actualmente existe temor de que en poco tiempo, su gobierno demuestre que los hombres del pueblo sí pueden trabajar por el pueblo.

Más allá de las razones que explican la subida del dólar y el precio de algunos productos en este momento, no perdamos de vista que lo previsto por los agentes económicos para el largo y mediano plazo se basa en lo que hoy aún tenemos: incertidumbre. La economía se mueve en base a expectativas y si estas se mantienen por mucho tiempo en terreno pesimista y comienzan a pesar más en la balanza que los factores externos, la falta de empleo y la potencial caída de la demanda interna sí serán consecuencia directa de los vaivenes locales.

Acertadamente, la salida de Bellido de la PCM fue una decisión que se comunicó masivamente y no vía Twitter. No obstante, a menos de un mes de cumplir 100 días, el Gobierno tiene aún muchas decisiones que tomar y comunicar correctamente si realmente busca generar confianza.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué está pasando con Facebook?
Facebook no ha empezado esta semana bien. En medio de serias acusaciones sobre serias faltas éticas en su comportamiento, una interrupción global, por casi seis horas, de sus principales servicios he hecho que todos nos estemos preguntando qué está pasando con la gran red social.

TE PUEDE INTERESAR