Plazo para el pago de gratificaciones vence el martes 15
Plazo para el pago de gratificaciones vence el martes 15
Redacción EC

Recibir un dinero extra nunca cae mal al bolsillo. Si eres uno de los trabajadores que este año recibirá un ingreso por pago de utilidades, bonificación que se entrega en las empresas privadas con más de 20 trabajadores, toma en cuenta las siguientes recomendaciones de Interbank para asegurar que tus finanzas continúen en azul, o por lo menos, hasta las gratificaciones por Fiestas Patrias.

1. Paga tus deudas

¿Tienes cuotas por pagar en tus tarjetas de crédito? ¿Tienes préstamos pendientes? Adelanta tus pagos. Con el dinero de las utilidades puedes cancelar tus saldos pendientes y con ello, evitar los costos asociados a las cobranzas. Esta iniciativa también te ayudará a mantener un buen historial crediticio. Recuerda, no hay comisiones por prepagar cuotas; al contrario, al efectuar el pago se reducirán los montos del plazo de crédito, sea cual fuere su naturaleza (personal, hipotecario o vehicular).

2. Ahorra

Si quieres rentabilizar tus utilidades, analiza las diversas alternativas que el sistema financiero  te ofrece para incrementarlo. Existen diferentes tipos de cuentas de ahorro, escoge la que más beneficios te dé a cambio en términos de ganancia, disponibilidad, entre otros. Por ejemplo, los depósitos a plazo permiten una mayor rentabilidad con una tasa de interés más alta y asegurada durante todo el plazo determinado.

3. Invierte

Para alejar la tentación de gastar tus utilidades, invierte tu dinero en fondos mutuos. Esta es una opción moderna y sencilla para rentabilizar el dinero extra. Es importante recordar que este producto tienen una amplia gama de alternativas según el fondo que elijas. Decidir entre uno u otro dependerá de tu horizonte de inversión y el riesgo que estés dispuesto a asumir. Ten en cuenta que, como toda inversión, los rendimientos serán visibles en el mediano o largo plazo. Por ello, traza una meta que quieras alcanzar: la inicial de un auto o un departamento, por ejemplo, y ten en claro en cuánto tiempo necesitarás ese dinero.

4. Piensa en tu bienestar

Destina parte de este ingreso a las tres opciones presentadas y con el dinero restante, efectúa gastos que aumenten tu bienestar personal. Cambia la decoración de tu vivienda, adquiere artículos eléctricos y tecnológicos que te hagan falta; resuelve aquella necesidad pendiente. Lo importante, siempre, es mantener un equilibrio entre los ingresos y los gastos.