En el 2017, Elaine King fue seleccionada por “People en Español” como una de la 25 mujeres hispanas más influyentes de ese año.
En el 2017, Elaine King fue seleccionada por “People en Español” como una de la 25 mujeres hispanas más influyentes de ese año.
Thalía Cadenas

Con seis libros publicados y tras mediar en más de mil doscientos conflictos familiares en la Corte Suprema de Florida, Elaine King asegura que su principal objetivo es que los hogares aprendan cuál es el verdadero valor del dinero. La experta llega al Perú para presentar su última obra “Parejas felices, cuentas en orden” y para brindar una charla magistral este 17 de octubre en la Universidad del Pacífico.

— ¿Cuál es el valor del dinero?
El valor del dinero para una persona depende de sus valores, de sus metas y del propósito que le pone al dinero. Para mí, por ejemplo, es ayudar a muchas familias con sus finanzas. El dinero no sirve solo para pagar el teléfono o las cuentas, sino para hacer el bien. Millonarios como Bill Gates o Warren Buffett –a quienes admiro mucho– ponen, por ejemplo, su dinero al servicio de la comunidad.

— ¿Y si no se tiene un presupuesto como el de estos magnates?
El hábito de dar es muy parecido al hábito de ahorrar. Muchos me dicen que no pueden ahorrar porque no les sobra el dinero y yo les respondo que deben ahorrar antes de gastar, aunque sea un sol o dos soles, pero debe ser un hábito. Muchos quizás no puedan dar dinero, pero sí su tiempo. Cuando inicié mi carrera en Manhattan solo me alcanzaba para pagar el alquiler del departamento, pero igual brindaba mi tiempo para ir a patinar con los chicos de menos recursos o apoyar a los jóvenes que no tenían un tutor para ingresar a la universidad. También me iba a la iglesia a cantar. Siempre hay cosas que uno puede hacer.

— ¿Cómo se llega a ese nivel de estabilidad económica?
Planificando. El dinero es como el tiempo. Si tú no planificas el tiempo, se va. De igual manera pasa con el dinero. Muchas personas dicen: “Uy, no sé dónde se me fue la plata”. Esto pasa porque no tienen un objetivo.

— ¿Y a los niños cómo se les enseña esto?
Estos hábitos comienzan desde casa. Tengo un libro que se llama “Saltarín y las palabras claves para una familia unida”, que está actualmente en el Plan Lector. Lo escribí justo para que los niños aprendan que el dinero no es solo para gastarlo y que tampoco es solamente para ahorrarlo. Me ha pasado muchas veces que mamás me cuentan orgullosas que sus hijos tienen un chanchito en el que están ahorrando, pero cuándo les pregunto para qué, la mayoría no tiene la menor idea. El dinero es para cuatro cosas: para usarlo, para guardarlo, para crecerlo y para compartirlo. Aplicando lo aprendido les podemos decir a los niños: “Este sol es para gastarlo; este otro sol es para guardarlo; el otro es para que compres ingredientes para hacer una limonada, unos pastelitos, y los vendas; y el último sol es para compartirlo, con él le compras un helado o a tu hermano”.

Elaine King ha publicado seis libros sobre finanzas y manejo del presupuesto familiar.
Elaine King ha publicado seis libros sobre finanzas y manejo del presupuesto familiar.

— ¿Parejas felices, cuentas en orden? ¿Qué relación hay entre ambas premisas?
Los valores que aprendes en el hogar los trasladas a tus relaciones. Y lo mismo pasa con el tema del dinero. Por ejemplo, si a mí mi padre me enseñó que tener deudas es malo, aplicaré eso en mi relación; pero si a mi esposo le dijeron que endeudarse es bueno, él aplicará eso, y resultará en una pelea porque los dos pensamos diferentes.

— ¿Cuánto puede afectar el mal manejo del dinero en un hogar?
Tras ver muchos divorcios en mi experiencia como mediadora de la Corte Suprema de Florida, me di cuenta de que cuando uno no tiene un plan o depende de la otra persona o no habla de las finanzas, deja que el problema vaya creciendo y se genera mucho resentimiento que cuando explota a veces es muy tarde. Lo que quiero rescatar con mi último libro es que pueden existir parejas saludables que vean el dinero como algo positivo. La mayoría de parejas antes de casarse están pensando en qué color será el vestido o cómo será la fiesta, en lugar de preocuparse cómo se manejará el patrimonio de la familia.

— Debe tener muchas anécdotas de cuando hizo su certificación como mediadora de la Corte Suprema de Florida…
Sí, presencié muchos divorcios, trabajé con más de mil doscientas familias, la mayoría matrimonios. En algunas situaciones teníamos que separar a la pareja porque no podían permanecer juntos en un mismo lugar; uno quería el armario, el otro el perro. El tema de conversación pierde el sentido lógico. Planificar le ahorraría a una pareja mucho dinero y años de su vida. En lo personal, me duele mucho ver a las parejas discutir por temas tan sencillos.

— ¿Cuándo se convierte en un problema irse a los extremos?
Los gastadores demuestran su cariño gastando, mientras que los ahorradores lo demuestran ahorrando. El problema se genera cuando no hay comunicación y cuando el gasto no va de la mano con los objetivos y las metas acordados por la pareja.

— ¿El dinero hace la felicidad?
La felicidad es tener propósitos. Mucho dinero no hace la felicidad, tener un propósito sí hace la felicidad. El dinero debe ir alineado a tus propósitos y tus valores, eso da mucha paz y tranquilidad. A esto se debe apuntar si uno ya tiene más de lo que necesita. Hay un estudio que señala que en EE.UU. la felicidad ya no aumenta cuando la gente gana más de cincuenta mil dólares.

Elaine King

Experta en finanzas familiares

Nací en Lima. Estudié Administración y Negocios en la Universidad de St. Mary’s de Texas. Tengo un posgrado en terapia familiar en Georgetown. Soy fundadora y presidenta de Family and Money Matters y la Fundación Ifaydi en el Perú.