El 74% de los encuestados afirmó que realiza actividades con sus compañeros de trabajo fuera del ámbito laboral. (Foto: Bumeran)
El 74% de los encuestados afirmó que realiza actividades con sus compañeros de trabajo fuera del ámbito laboral. (Foto: Bumeran)
Redacción EC

El estudio reveló que el 92% de los encuestados considera que la amistad beneficia al trabajo en equipo y en general a la empresa, según una encuesta que realizó la plataforma de búsqueda de empleo sobre las relaciones de amistad en el trabajo, a propósito de .

Indicaron que tener mayor confianza con un compañero optimiza el logro de los objetivos.

Además, más del 86% consideró que se motivaría si trabaja con un amigo en su centro de labores, y que incluso sería lo mejor que le pasaría a nivel laboral.

Por otro lado, el 74% de los encuestados aseguró que realiza actividades con sus compañeros de trabajo fuera del ámbito laboral; un 23% lo hace una vez al mes; un 24%, una vez a la semana; y un 12%, más de una vez a la semana.

En el caso de trabajar de una manera muy cercana con un amigo, cuando se les preguntó si ambos logran separar la vida laboral de la amistad, más del 81% de los encuestados respondió que sí, incluyendo que es normal que se tengan diferencias a nivel laboral.

Por otro lado, un 10% indicó que sí, pero que a veces es muy difícil; mientras que 2% respondió que no porque ha perdido grandes amistades al no lograr separar dichos ámbitos.

En este sentido, cuando se les pidió identificar cuáles son los principales motivos por los que las amistades en el trabajo sufren rupturas en la relación, el 50% consideró que es porque no se logra separar la amistad personal de lo estrictamente laboral.

Además, el 19%, señaló que los celos profesionales son la principal causa; el 16%, por competencia laboral; y el 14%, por la imposibilidad de establecer límites claros.

Por último, cuando se analizó el supuesto de ser jefes de sus amigos con la opción de si creen que la relación cambiaría, más del 87% respondió que no, si se tienen los roles bien claros; el porcentaje restante consideró que sí cambiaría y que lamentablemente sería imposible evitarlo.