Redacción EC

Si bien la tasa de desempleo que se reportó entre marzo y mayo (6.7%) del 2019 fue la más baja del año, aún hay 350.100 personas que buscan activamente, de acuerdo con lo informado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Es necesario reconocer, entre otros factores, que la forma de buscar empleo se ha trasladado hacia nuevas plataformas informativas y que no solo podemos encontrar un trabajo a través de un periódico o un anuncio que se puede observar en las calles. 

► ► 

En medio de la era digital, existen nuevas plataformas que presentan propuestas de trabajo y que al mismo tiempo ayudan a potenciar las habilidades de los postulantes. 

Es por ello que se debe "tener una cuenta activa en las principales bolsas de trabajo, con el fin de recibir de notificaciones ante requerimientos que puedan relacionarse con los conocimientos del candidato", sugiere Eduardo Palacios, consultor de Selección de  Adecco.

Asimismo, es importante hacer uso de la red de contactos personales, redes sociales (como Facebook y LinkedIn) y bolsas universitarias y de las municipalidades.

También, favorece al postulante asistir a ferias laborales (sobre todo para posiciones operativas) y conocer casas de empleo.

En cuanto a los beneficios de la búsqueda 2.0, Palacios enfatiza que esta permite estar en contacto con las empresas de interés y conocer cuándo harán convocatorias alineadas con lo que se busca.

Por último, el especialista recomienda colocar referencias personales o laborales. Estas le permitirán al reclutador contrastar el perfil del candidato con las referencias y determinar si realmente se ajusta a lo que necesitan.

Conozca en la siguiente galería cuáles son las formas más efectivas para encontrar ofertas de empleo.

TAGS RELACIONADOS