"Hay impaciencia por sacar los proyectos. Lo importante es que salgan bien para evitar problemas vistos en el pasado", asegura Quijandría. (Foto: El Comercio)
"Hay impaciencia por sacar los proyectos. Lo importante es que salgan bien para evitar problemas vistos en el pasado", asegura Quijandría. (Foto: El Comercio)
Redacción EC

Tal como anunció hace un mes El Comercio, dejará la dirección ejecutiva de a fines de septiembre, específicamente este viernes, tras casi un año en el cargo.

Quijandría fue designado en noviembre del año pasado y centró su gestión en la reestructuración interna de la entidad promotora de la inversión para darle mayor autonomía, en medio de importantes cambios regulatorios como la eliminación del SNIP, la creación de Invierte.pe, y las modificaciones a las leyes de Obras por Impuestos (OxI) y Asociaciones Público-Privadas (APP).

Los rumores sobre su salida, generados en agosto, apuntaban a un descontento del gobierno con Quijandría por los resultados escasos de ProInversión en la política de destrabe de proyectos. Ahora su salida ha sido reconfirmada por la revista Semana Económica.

DIRECCIÓN INTERINA

Según la publicación, la dirección de ProInversión será asumida de forma temporal por el economista Alberto Ñecco, quien se desempeñó como consultor externo de la entidad pública de marzo a agosto de este año; y el pasado 4 de septiembre, fue designado como director de línea de la Dirección Especial de Proyectos de ProInversión.

Ñecco cuenta con un MBA de INSEAD, tiene amplia experiencia en banca de inversión, finanzas corporativas y dirección de proyectos en instituciones como el Deutsche Bank en Londres, la Iniciativa de Acceso a la Salud de la Fundación Clinton, Credicorp Capital y BCP.

“Habiéndose completado la primera fase de la reforma de la agencia, el enfoque principal estará en ejecución, basados en la renovada organización y procedimientos que permiten una estructuración eficiente y adjudicación oportuna de los proyectos de inversión que requiere el país”, indicó Ñecco a Semana Económica.

“ProInversión debe en el tiempo incorporar la mentalidad y las mejores prácticas de un banco de inversión o un fondo de inversión privado, pero sin perder la esencia de la mística del servidor público, es decir, sin dejar de ser ProInversión. Ese es el reto”, agregó.

Lea más noticias de Economía en...