Ricardo Arbulú, presidente del Comité de Análisis de Mercado de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI), destacó esta variación en beneficio de las familias peruanas por su efecto sobre las cuotas mensuales. (Foto: Archivo)
Ricardo Arbulú, presidente del Comité de Análisis de Mercado de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI), destacó esta variación en beneficio de las familias peruanas por su efecto sobre las cuotas mensuales. (Foto: Archivo)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En febrero, la promedio para los en soles se ubicó en alrededor de 6% y mantuvo su tendencia a la baja desde que, por ejemplo, en el 2016 oscilará por el 9%.

De igual manera ocurrió con los de dólares, que varió de poco más de 6,5% a 4,93% en el mismo período, según reportó la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP ().

MIRA ► Pensiones, AFP y reforma previsional: ¿Qué proponen los candidatos y en qué se equivocan?

Ricardo Arbulú, presidente del Comité de Análisis de Mercado de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (), destacó esta variación en beneficio de las familias peruanas por su efecto sobre las cuotas mensuales.

“[En los créditos en soles] hay una reducción de casi 40%, que es muy relevante. Eso significa que por cada punto porcentual [que cae] hay una reducción de 12% en la cuota a pagar para las familias. Por ejemplo, si antes una familia pagaba una tasa de 9% y ahora es 8%, el efecto es que de la cuota de S/3.000 ahora pagaría una de S/2.640, aproximadamente”, ejemplificó.

Arbulú explicó que esta reducción responde a una serie de factores relacionados a la disposición de recursos. Detalló, por ejemplo, que incidió el hecho de que hay mayores recursos internos en el país, lo que permite el fondeo a los bancos, que hubo una inyección “potentísima” a las entidades financiera en el marco de , entre otros.

También influyó que se redujo el grupo de adecuadamente empleados, quienes son los que tienen mejores calificaciones crediticias, en línea al impacto de la pandemia en el mercado laboral y el incremento del subempleo.

LIGERO INCREMENTO EN PRECIO DE VIVIENDA

En su más reciente informe, la ASEI también reportó que el precio por metro cuadrado en venta promedio aumentó ligeramente en 1,2% interanual, hasta ubicarse en los S/5.854. Arbulú proyecta que esto se mantendría en los próximos seis meses.

En Lima Moderna (Magdalena, Lince, Surquillo, Jesus María, Pueblo Libre, San Miguel) y Lima Centro (La Victoria, Cercado de Lima, Breña y Rímac) se registraron los mayores incrementos, los cuales fueron de 4,9% y 4,0%, respectivamente.

Mientras que en Lima Sur (Surco viejo y Chorrillos) decrecieron en 6.7%, seguido de Lima Top (Miraflores, San Isidro, San Borja, Barranco, Surco nuevo), que se contrajo en 2,3%.

En Lima Top las cifras oscilan entre los S/7.084 y S/8.426. Mientras que en Lima Moderna va entre los S/5.463 y los S/6.812.

Arbulú indicó que esta ligera variación a nivel general responde a problemas estructurales como la falta de suelo urbano, el mayor costo de construcción y la brecha entre la oferta y demanda.

De otro lado, Arbulú reportó que en febrero se vendieron 1.051 unidades inmobiliarias, lo que significó una caída en 6,7% respecto a hace un año.

“Si tenemos en cuenta que en febrero de 2020 aún no estábamos en cuarentena por el covid-19, esta disminución de las ventas es razonable considerando la actual coyuntura política, económica y sanitaria”, dijo Arbulú.

Al cierre del segundo mes, se registraba una oferta de 26.257 unidades, una cifra menor en 1,5% que hace un año.