Dos limitantes para el Perú son la dificultad para pagar impuestos y para hacer actividades de comercio exterior. (Fuente: Raul Pisko/Flickr)
Dos limitantes para el Perú son la dificultad para pagar impuestos y para hacer actividades de comercio exterior. (Fuente: Raul Pisko/Flickr)
Redacción EC

La creación de nuevos negocios suele propiciar círculos virtuosos de crecimiento económico, generación de empleo y reducción de pobreza. Alentar esta dinámica se asocia a un buen , pero eso es algo que en el no está pasando.

De acuerdo con la última edición del reporte “”, elaborado por el (BM), el Perú volvió a caer en el ranking global de clima de negocios. Este año retrocedió ocho posiciones y ahora se ubica en la casilla 76, entre 190 países evaluados.

Con este resultado, ahora el país se encuentra lejos del puesto 35 que logró en el 2014, su mejor posición en la historia. Ahora se acerca a su peor resultado desde que existe el Doing Business, es decir, en 14 años.

PERDIENDO TERRENO

Este resultado pone en evidencia que, si bien se han realizado avances, no han ido a la par de los países con clima de negocio similar y, por esta razón, el Perú ha perdido terreno. De hecho, el Banco Mundial subraya que, en el último año, el país solo registra una reforma en cuanto a ambiente de negocios.

Esta mejora –afirma la entidad– fue la de digitalización de procesos aduaneros para la exportación e importación; lo que redujo el tiempo necesario para hacer transacciones de comercio exterior.

Esto marca un nuevo precedente de inacción respecto al clima de negocios. El BM indica que, en los últimos cuatro años, el Perú había implementado dos reformas por año y, en años anteriores al 2014 (precisamente cuando alcanzó su mejor posición en el ranking), generaba tres o más acciones de políticas por año para mejorar el ambiente de negocios.

En ese sentido, el BM subraya que países cuya coyuntura macroeconómica es más complicada han hecho esfuerzos importantes de reformas. En el top 20 de países con más medidas, resalta a Zimbabwe, Uzbekistán, Togo, Nigeria, Kuwait, Kosovo, Kenia o Jordania.

DRIVERS REZAGADOS

La metodología del reporte implica la evaluación de 10 determinantes de la facilidad para hacer negocios en los países. En algunos el Perú está relativamente bien posicionado, pero el rezago es evidente en otros.

El primer ‘driver’ clave mide la facilidad y el costo de hacer negocios en el país. En este indicador, ocupa el puesto 133 y es la peor característica. El resultado implica un retroceso de ocho posiciones y se explica porque en otros países los procesos son más expeditivos, de acuerdo con el reporte.

Los otros dos talones de Aquiles para el Perú son la dificultad para pagar impuestos y para hacer actividades de comercio exterior. En el primer rubro, se ubica en el puesto 121 (una ubicación más abajo que el año pasado), mientras en comercio exterior las medidas adoptadas permitieron subir del puesto 110 al 102.