San Valentín: Los matrimonios empresariales más exitosos - 1
San Valentín: Los matrimonios empresariales más exitosos - 1

El BBVA Research publicó hoy su reporte Situación Perú para el primer trimestre del 2016, en el que revisa su anterior proyección de crecimiento del PBI para el 2017 de 4,1% a un nuevo cálculo de 3,5%. Esta modificación en la expectativa se debe al retraso en la construcción de proyectos de infraestructura, entre los que destaca, sobre todo, el gasoducto del sur. 

La megaobra no entrará en las previsiones de crecimiento hasta el 2019, indicó Francisco Grippa, economista principal de BBVA Research. La caída de este contrato de concesión equivale al 0,6% del PBI, por lo que ha sido un duro golpe para el indicador de producción del 2017. 

Con todo, la construcción de obras de infraestructura será trascendental, pues estas aportarán un 0,6 puntos porcentuales al crecimiento del PBI. Entre los proyectos considerados por el BBVA Research están la Línea 2 del Metro de Lima, la Modernización de la Refinería de Talara, el inicio de obras del aeropuerto de Chinchero, la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez y el proyecto Majes-Siguas. 

A pesar de la coyuntura actual, el Perú tendrá el avance más importante de la región Lationamérica, la cual sale de una contracción para crecer solo 1% en el 2017 debido a la recuperación de Brasil, Argentina y un aceleramiento de Colombia. Grippa destacó la fortaleza de la política fiscal y monetaria nacional.

La inversión minera, por otro lado, se mantendrá al mismo nivel que el año pasado, alrededor de US$4 mil millones, luego de una caída pronunciada de 46% en el 2015, cuando fue de US$7.525 millones. El especialista indicó que la industria ha finalizado su proceso de ajuste en cuanto a inversiones. 

Por otro lado, el sector de la minería metálica evolucionará 5% hacia el final del año. El año pasado el crecimiento en este sector fue de 21,5%. El precio del cobre, que viene en alza por las expectativas puestas en los planes de infraestructura de EE.UU., se irá normalizando hacia un precio entre US$2,30 y US$2,40.

La confianza empresarial sufrirá una caída hacia los 57 puntos en el primer trimestre del año, pero aún se mantiene optimista "en niveles que se acercan a los más elevados de los últimos tres o cuatro años" y favorecerán la inversión, apuntó el representante del BBVA. 

Entre los riesgos locales, destacó la posibilidad de que se prolonguen las altas temperaturas. En las últimas semanas se registró un aumento de hasta 2° centígrados en la temperatura marina. De mantenerse esta anomalía climatológica, podría sufrirse un impacto en la economía, que por el momento no se ha estimado. 

TAGS RELACIONADOS