(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)
Redacción EC

El directorio del Banco Central de Reserva () decidió mantener su en 2,5%, en momento donde la tasa interanual de y los indicadores de tendencia inflacionaria se ubican dentro del rango meta —de entre 1% y 3%—. 

► 
► 

Hasta hace unos días, diversos analistas económicos discrepaban sobre el rumbo que tomaría la política monetaria del Banco Central en setiembre. Las opiniones se dividían entre quienes esperaban que la autoridad conserve la tasa y los proyectaban un recorte, debido al retroceso de la confianza empresarial. 

El BCR, por su parte, dijo haber considerado diversos factores para esta decisión. Entre ellos, los indicadores de la actividad económica primaria mostraron un desempeño negativo en el primer semestre pero han empezado a recuperarse en julio

En el caso de la actividad no primaria, si bien esta ha empezado a recuperarse, lo está haciendo a un ritmo menor a lo esperado.

Asimismo, la entidad prevé que una mejor ejecución de la inversión pública en lo que resta del año, frente al periodo enero-agosto.

INFLACIÓN 
Para el Banco Central, la inflación del año se ubicará alrededor de 2%, pero con un sesgo a la baja ante la posibilidad de un menor crecimiento de la demanda interna.

Por ello, señaló, estará atento al desempeño de la inflación y sus determinantes para evaluar eventuales ajustes en la tasa.