El ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Mauricio Ordoñez, informó, a fines de la semana pasada, que el gobierno de ese país decidió suspender los permisos de importación de cebolla, papa y otras hortalizas procedentes del Perú
El ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Mauricio Ordoñez, informó, a fines de la semana pasada, que el gobierno de ese país decidió suspender los permisos de importación de cebolla, papa y otras hortalizas procedentes del Perú
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria () anunció la suspensión de la importación de productos vegetales como y sus derivados, granos de chía y maní, así como otros productos de origen animal como carne de bovino congelado y refrigerado deshuesado procedentes de .

Esta medida, según Senasa, servirá para revisar y actualizar los requisitos de importación suscritos con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia. Estas condiciones, explica la entidad, permiten resguardar el estado sanitario y fito sanitario de nuestro país.

“Algunos productos de importación de Bolivia han venido [al Perú] con ciertas plagas y Senasa lo que ha hecho es actualizar esos requisitos y suspender temporalmente hasta que podamos conversar con la autoridad boliviana para ponernos de acuerdo sobre cómo van a hacer las futuras certificaciones”, explica Orlando Dolores, especialista en cuarentena vegetal del Senasa.

Cabe recordar que el ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Mauricio Ordoñez, informó, a fines de la semana pasada, que el gobierno de ese país decidió suspender los permisos de importación de cebolla, papa y otras hortalizas procedentes del Perú. Esto, luego de llegar a un acuerdo con importadores bolivianos para suspender los permisos de ingreso de productos peruanos.

“Al no estar realizando las autorizaciones de importación, productos peruanos, como cebolla, papa y otras hortalizas, que estén comercializándose en los centros de abasto, tienen que ser de contrabando y deben ser decomisados para apoyar a nuestros productores nacionales”, subrayó el ministro.

Exportaciones de productos agrícolas a Bolivia (Fuente: Senasa)
Exportaciones de productos agrícolas a Bolivia (Fuente: Senasa)

No obstante, dicha cartera aclaró que el gobierno no ha suspendido las importaciones, y “que fueron las organizaciones de importadores las que tomaron la decisión de no solicitar permisos de importación” al Senasag, ya que los precios de productos del extranjero generan “competencia desleal”.

“La misión del ministerio en esta coyuntura es proteger la producción nacional y agradece ese gesto de solidaridad que surgió luego de una mesa de diálogo entre productores e importadores, en la que arribaron a ese acuerdo debido a la alta cosecha nacional que existe en este momento, de tal manera que sea la población boliviana quien consuma y apoye a nuestros productores nacionales”, detalló el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, mediante un comunicado publicado en su cuenta de Twitter

Al respecto, Gabriel Amaro, presidente ejecutivo de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), indica que las declaraciones del ministro boliviano daban la idea de que el gobierno estaba bloqueando el comercio internacional.

“Si la autoridad ha dicho que no ha puesto ninguna barrera, entonces es saludable porque se entiende que no existe ninguna restricción a la fecha”, subraya Amaro.

IMPACTO DE LAS SUSPENSIONES

De acuerdo con Dolores, la suspensión de envíos a Bolivia tiene un efecto importante, ya que afecta a pequeños productores peruanos.

En el 2019, precisa el representante del Senasa, los tres productos agrícolas más exportados a Bolivia han sido la papa fresca con 17.564 toneladas, tomate (7.731) y camote (4.574). Mientras que el Perú importó torta de soya (575.686), harina de soya (42.043) y torta de girasol (19.409).

Productos agrícolas importados de Bolivia (Fuente: Senasa)
Productos agrícolas importados de Bolivia (Fuente: Senasa)

No obstante, Dolores señala que el comercio de productos agrícolas con Bolivia ha sido fluido durante varios años. Incluso, advierte que la balanza comercial agrícola favorece “largamente” al país altiplánico, así como que que en los últimos tres años se ha reflejado una “restricción clara” a las exportaciones peruanas, principalmente sobre papa y cebolla, la cual se ha basado en la no emisión de permisos fitosanitarios de importación.

“Nosotros creemos que estas cosas podrían mejorar mediante una coordinación conjunta entre ambas autoridades fitosanitarias de cada país. Queremos aclarar estos temas con Bolivia porque Senasa en ningún momento ha recibido una notificación oficial [de Bolivia] indicando que nuestras cargas estarían yendo con plagas o algún contaminante químico y biológico”, subraya Dolores.

Para Rafael Zacnich, economista jefe de Comex Perú, las medidas tomadas por el gobierno boliviano son “claramente proteccionistas”, las cuales perjudican a sus propios ciudadanos, ya que no podrán tener acceso a algunos productos que podrían estar teniendo mayor aceptación dentro de ese mercado. La misma situación —agrega— aplica para el Perú, donde los consumidores no podrán acceder a ciertos productos bolivianos que entraban a competir en el mercado local.

No obstante, aclara que los valores de exportación a Bolivia son poco representativos con respecto a los envíos al mundo, salvo en el caso particular de papas, donde el país vecino es principal mercado de destino.

“Nosotros como Comex esperaríamos que este impase se resuelva de la manera más técnica y política, y que se junten las autoridades de ambos países para resolver este contingente y así, no escale a mayores”, indica Zacnich.