(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

En los últimos cinco años, problemas internos de orden fiscal y globales como el fortalecimiento del y desaceleración de los socios comerciales han castigado los activos financieros latinoamericanos. En este lapso, el Índice MSCI de Mercados Emergentes Latinoamérica ha perdido 1,41%.

Sin embargo, la expectativa de un mejor desempeño de la ha llevado a los inversores a esperar un mejor rendimiento de los activos tanto de dicho país como de la región. Ya desde el año pasado, el brasileño ha incorporado dichas expectativas sobre el precio de sus acciones, lo que ha originado que estas suban en 15%, a pesar de que el crecimiento esperado de su economía para el 2018 es de 1,4%.




“El mercado bursátil de Brasil ha mejorado pero está respaldado por clientes locales. Los fondos mutuos brasileños han aumentado su inversión local con fuerza. Todavía no ha regresado el capital internacional. Pero tenemos la expectativa de que ese flujo regrese”, sostiene Galantino Gallo, director ejecutivo de Inversiones de Credicorp Capital.

DETRÁS DEL APETITO
Según Santiago Arias, gestor de Portafolio de Acciones de la entidad, el capital internacional regresaría a Brasil porque hoy existe apetito de los inversionistas institucionales y las reformas económicas planteadas por el presidente de Brasil,

A ello se sumaría el potencial que tienen para subir los precios de las acciones de las empresas brasileñas, debido a la mejora que experimentarían sus utilidades. “Se espera que crezcan las utilidades de las empresas brasileñas vinculadas a la demanda interna como el sector ‘retail’ e inmobiliario”, dice Arias.

Lo anterior, junto a los mayores pronósticos de crecimiento de la región, llevaría a aumentar las apuestas en países como el Perú, Colombia, Chile y México.

Para Guillermo Arbe, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank, la revalorización de los activos brasileños beneficiaría al Perú, pues una mayor apuesta de los inversores por Brasil llevaría a aumentar también el dinero invertido en el Perú y en las otras economías de la región para mantener la participación de los países en los portafolios de inversión.

Se espera que los flujos hacia portafolios que tengan este destino aumenten este año.

TAGS RELACIONADOS