María Rosa Villalobos

El proyecto Siete Regiones, que busca llevar gas natural a las familias de Puno, Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Cusco y Ucayali, lleva aplazado 13 años. El concurso del proyecto fue convocado por primera vez en enero del 2006, pero por diversos motivos sería ahora adjudicado a inicios del próximo año.

La inversión que demanda este proyecto es de US$200 millones y prevé abastecer de gas natural a unas 113.535 familias de las siete regiones en los primeros ocho años de concesión.

Al respecto, El Comercio conversó con Martín Mejía del Carpio, director general de la empresa Gas Natural de Lima y Callao S.A. (), quien asiste al y reiteró el interés de la firma peruana en el proyecto y en la masificación del gas natural.

“Nosotros estamos acompañando el tema de la masificación del gas natural. Nuestros accionistas tienen la mayoría de las concesiones del norte y del sur, falta el proyecto de las 7 regiones", señaló.

Asimismo, comentó que Cálidda ha sido pre calificada para encargase del proyecto, cuya licitación debería darse el primer trimestre del 2020.

"Somos participantes de ese proyecto, hemos sido pre calificados y estamos esperando ver cuáles son las condiciones para poder, ojalá, tenerlo y participar [de él]”, añadió.

En cuanto al crecimiento de la compañía, Mejía del Carpio señaló que esperan crecer 10% este año debido a la renovación del plan de inversiones que mantienen con el gobierno peruano y a la incorporación de nuevas inversiones.

A ello se sumaría el número de conexiones que vienen realizando y que superan a las conexiones comprometidas con el gobierno.

“Para el siguiente año creemos que el crecimiento va a ser del 6% aproximadamente. Eso es lo que tenemos en nuestras proyecciones de acuerdo al número de vehículos que queremos transformar porque vamos a trabajar fuertemente en el sector vehicular y, también, en el tema del hogar”, sostuvo.

De cara al 2020 además, se encuentran trabajando fuertemente el tema de la movilidad de los vehículos urbanos de carga masiva, carga de materias o de transportes de personas.

“Estamos trabajando con varias empresas para que sus renovaciones vehiculares sean a GNV. Aparte de eso, también estamos trabajando con los concesionarios del Metropolitano para poder transformar los alimentadores; la Línea Amarilla; y la concesión de Javier Prado. Vamos a poner unas estaciones de GNV en sus patios para que puedan ahorrarse algunos costos”, agregó.

TAGS RELACIONADOS