Desastre en la región de Tacna a causa de las intensas lluvias. (Foto: Radio Uno de Tacna)
Desastre en la región de Tacna a causa de las intensas lluvias. (Foto: Radio Uno de Tacna)
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

Las intensas empiezan a generar pérdidas económicas y obligan al Estado a tomar medidas para evitar el incumplimiento de en las zonas afectadas.

Ricardo Álvarez, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de , afirmó a El Comercio que las precipitaciones pluviales en Piura han afectado el comercio de la región, debido a los daños registrados en carreteras y por el aislamiento de algunas localidades.

► 
► 
► 

El representante gremial sostuvo que existe la presencia de lluvias fuera de estación que afecta las zonas altas de la sierra y las zonas del campo, como en el caso de Tambogrande y Sullana.

“Vemos pueblos aislados en las zonas de Malingas, Tambogrande y Canchaque. Al cortase las vías de comunicación, la población queda desabastecida”, aseveró Álvarez. Como se recuerda, seis vías del país se encuentran restringidas, dos bloqueadas y una carretera tiene habilitado un solo carril.

También, el presidente de la Cámara de Comercio de Tumbes, Gerardo Morales, señaló que debido a las fuertes lluvias en la zona norte, el sector agrícola ha sido el más perjudicado, con daños en unas 9.000 hectáreas.

Morales comentó que en la provincia de Tumbes, el río que lleva el mismo nombre se ha desbordado en la zona de Pedregal, causando daños a comercios aledaños y asentamientos próximos.

Sin embargo, ambos representantes gremiales sostuvieron que todavía no se tienen estimaciones sobre las pérdidas.

El gerente de Créditos de Caja Piura, Pedro Talledo, manifestó que por el momento los préstamos otorgados no han experimentado un deterioro. En tanto, el presidente de Caja Sullana, Joel Siancas, comentó que si bien el daño económico todavía no es visible, la experiencia pasada muestra que siempre hay perjuicios .

REPROGRAMACIÓN DE CRÉDITOS
Ante este escenario, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) dispuso la reactivación de las medidas excepcionales de reprogramación de créditos que se tomaron en el 2017 por el Niño costero.

Así, brindó la posibilidad de que las empresas del sistema financiero puedan reprogramar de oficio (de manera unilateral) los créditos de consumo, hipotecario y a la pequeña y microempresa, que hayan sido otorgados a deudores ubicados en las localidades declaradas en emergencia por el gobierno. Esto, sin la necesidad de contar con la conformidad del cliente y sin que ello signifique un deterioro en su calidad crediticia de pago. Pero siempre y cuando el cliente esté al día.

De esta manera la SBS busca mitigar las dificultades que podrían tener los deudores de cumplir con el pago oportuno de los créditos que mantienen con el sistema financiero.

No obstante, para Siancas, la medida es insuficiente porque la experiencia ha evidenciado que un tercio de los afectados a causa de estos fenómenos climatológicos cae en default, por lo que sugirió otras medidas como las que se dieron en 1998, en que el Estado adquirió la cartera de los clientes afectados por el fenómeno de El Niño.

TAGS RELACIONADOS