En el Ciadi,dependiente del Banco Mundial, se resuelven por arbitraje muchas de las disputas entre multinacionales y estados. (Foto: AP)
En el Ciadi,dependiente del Banco Mundial, se resuelven por arbitraje muchas de las disputas entre multinacionales y estados. (Foto: AP)
Redacción EC

La presidenta del Centro de Arbitraje de la , Rosa Bueno, informó que el Perú ha tenido éxito en más del 80% de los arbitrajes que ha sostenido ante el Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones ().

“El Perú ha discutido 17 casos en el Ciadi, de los cuales ha ganado diez y en cuatro logró el desistimiento de las pretensiones”, señaló Bueno a la Agencia Andina.

El 21 de enero de 2020, la empresa brasileña presentó su solicitud de arbitraje ante el Ciadi, exigiendo más de US$1.200 millones de indemnización por supuestamente existir un incumplimiento por parte del Estado en la cancelación del contrato del (GSP).

Sobre este caso, Bueno señaló que se trata de un caso “complejo pues hay mucha contaminación debido a la corrupción”.

Al ser consultada sobre la decisión del Estado peruano de no negociar con Odebrecht debido a la demanda, la especialista explicó que esta medida responde a la estrategia legal de cara al proceso de arbitraje.

“Es difícil negociar con una parte que a la vez tiene un acuerdo de colaboración eficaz en el cual ha reconocido delitos en la concesión y que tiene su propio camino legal. Definitivamente esta decisión de no negociar ha sido tomada por consejo de sus abogados internacionales quienes deben haber valorado adecuadamente los efectos sobre la controversia”, agregó.

Cabe indicar que en el documento de la demanda ante el Ciadi se precisa que Odebrecht buscó un acuerdo con los ministerios de Energía y Minas y de Economía, ante la proximidad del vencimiento del plazo de un convenio, por el que la compañía buscaba recuperar su inversión; pero las conversaciones fracasaron.

Por su parte, la Comisión Especial que representa al Estado en Controversias Internacionales de Inversión informó que, dada la demanda presentada por la empresa, todas las comunicaciones hacia el Estado deberán hacerse mediante el estudio de abogados Arnold & Porter, el cual fue contratado para hacer la defensa técnica ante el tribunal internacional.