Sunat
Sunat
Redacción EC

Las propuestas del Ejecutivo en materia tributaria y financiera comprendidas en el pedido de son discutibles e insuficientes para garantizar la estabilidad fiscal y mantener la estabilidad macroecónomica del país, de acuerdo al Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima ().

"Es necesario e impostergable una reforma integral de la política tributaria si queremos alcanzar al 2021 una presión tributaria mayor del 15%, nivel que estuvo asociado generalmente a tasas de crecimiento superiores al 5,5% anual", dijo César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL. 

Entre los cambios pedidos por el Ejecutivo en el se incluye incorporar el crédito indirecto, establecer una tasas especial del IR, incorporar normas antielusivas, modificar la determinación del Ir a personas naturales, perfeccionar la normativa relacionada a los regímenes tributarios simplificados, entre otros. 

Según Peñaranda, una debería abarcar aspectos como el nivel de las tasas impositivas y la definición de su ajuste progresivo, la ampliación efectiva de la base tributaria y, por ende, el tema de la evasión, que incorpore además una restructuración y modernización de la .

Las facultades legislativas deja abierta la hacer más cambios las tasas del Impuesto Selectivo al Consumo (), adicionalmente al alza de las tasas que ya fueron impuestos a algunos productos en la semana pasada, por decreto supremo.

Si bien el MEF explicó que esta medida punta a mitigar externalidades, agentes señala que así se busca mejorar la recaudación.

Peñarada señala que es insostenible un sistema tributario plagado de exoneraciones tributarias regionales inoperativas e incentivando actividades económicas bajo el título de sectores estratégicos o de interés nacional. Los beneficios tributarios se han incrementado en 18% entre el 2015 y el 2018 representando hoy el 2,2% del PBI.