Se deteriora el Índice de Confianza del Consumidor de Apoyo
Se deteriora el Índice de Confianza del Consumidor de Apoyo
Redacción Economía

El  en Lima Metropolitana (Indicca)—que refleja la percepción de los consumidores sobre su situación económica actual y capacidad de consumo— cayó a 46 puntos en setiembre, según el estudio elaborado por Apoyo Consultoría.

Esta cifra continúa el período de siete meses consecutivos de pesimismo (por debajo de 50 puntos) y representa el nivel más bajo desde el 2011. Esto se debió principalmente al empeoramiento en las condiciones del mercado laboral: el 36% de los hogares de la capital consideró que las condiciones para encontrar empleo empeoraron en el último año, indicó Luis Cerro Chiang, analista de Estudios Económicos de la consultora, a El Comercio.

Esta lectura difiere a la realizada por  GfK. El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) a nivel nacional elaborado por la encuestadora muestra una recuperación en setiembre, aunque manteniéndose en terreno negativo (mayor a 100 puntos en optimismo): pasó de 84 puntos en agosto a 91 puntos en setiembre. Incluso analizando solo la muestra de Lima, la confianza del consumidor se eleva de 89 puntos a 100 puntos, el límite entre pesimismo y optimismo. 

Según Sergio Ugaz, analista senior de GfK, solo el nivel socioeconómico A/B logró pasar a la zona positiva; mientras que el 60% de los entrevistados consideró que el gobierno no está tomando medidas para reactivar la economía. 

La encuesta muestra un menor número de encuestados que cree que el crecimiento se ha frenado —de 35% en agosto a 32% en setiembre—, lo cual registra un cambio ligero.

LAS DIFERENCIAS

Para analizar las diferencias arrojadas por ambos estudios, se debe partir de la premisa de que el estudio de Apoyo se refiere a la confianza de los consumidores en Lima; mientras que el de GfK es a nivel nacional.

Sin embargo, para el director de Phase Consultores, Juan Carlos Odar, en el caso del mes de setiembre es diferencia metodológica no es sudiciente para explicar la discrepancia entre ambos resultados pues si se toma la data de GfK solo para Lima la lectura diferente se mantiene.

En este caso se ve un salto importante de 89 a 100, mientras que en el resultado del índice de Apoyo la confianza sigue cayendo de 47 a 46. 

"Viendo la composición de factores que afectan el indicador en cada caso, encontramos que Apoyo le da también importancia a la inflación mientras que GfK solo considera la dificultad para conseguir empleo, y capacidad de ahorro o situacion familiar", señala.

"Esa es la principal diferencia metodológica que hace -para este mes-un poco más amplia la medición de apoyo", agrega considerando que, aunque en setiembre se espera una leve mejora, para agosto se registró una tasa de inflación interanual de 3,17% según el BCR. 

"En octubre ninguno de los dos indicadores de confianza del consumidor cruzará la barrera hacia el terreno positivo; pero si podemos esperar que se recuperen y hagan eso en el mediano plazo", finaliza Odar.

Lea más noticias de Economía en...

placeholder