(Foto: Agraria)
(Foto: Agraria)
Miriam Romainville Izaguirre

Las voces que se manifestaron a favor de la prohibición del uso de leche en polvo en la elaboración de alimentos como la , queso, mantequilla y yogurt, vieron ayer lunes cómo el proyecto que había sido aprobado por mayoría en el Pleno del Congreso era observado por el Ejecutivo.

Desde Arequipa el congresista Horacio Zeballos, coautor del proyecto de ley 553/2016-CR, afirmó que buscarán que la ley sea aprobada por insistencia. "En este momento el Ejecutivo está rechazando la iniciativa porque encuentra algunos elementos que cuestiona. Hemos conversado con otros congresistas que están de acuerdo que la ley tiene que ir (aprobarse y promulgarse) por insistencia", indicó en conversación con El Comercio.

El Manual del Proceso Legislativo sostiene que la aprobación de una insistencia requiere el voto favorable de más de la mitad del número legal de congresistas. "La vez pasado votamos 80 a favor de este ley", recordó el parlamentario.

LEA TAMBIÉN
►[]

Aunque el pasado 28 de junio culminó la segunda legislatura ordinaria del periodo anual de sesiones 2016-2017 en el Congreso de la República, Zeballos espera que la ley pueda ser discutida antes del inicio de la nueva legislatura. Para que esto ocurra se deberá convocar a una legislatura extraordinaria.

LAS CONTROVERSIAS
​►Restricción de insumos.  Con el objetivo de promover el desarrollo de la industria láctea en el país, el proyecto señala en su artículo 2.2. que la leche en polvo entera, en polvo descremada y lactosueros no podrán ser usadas en procesos de reconstitución y recombinación para la elaboración en la industria de leche fluida, leche evaporada, yogur, queso y mantequilla, de consumo humano directo.

"Si entrará un producto que es leche recombinada al mercado peruano no podría comercializarse. No vamos a permitir a unos sí y al productor local decirle que no lo haga. La ley alcanza a todos los productos lácteos que se consumen en el país", explicó Zeballos.

El Ejecutivo se mostró en contra de esta disposición, ya que consideró que el restringir el uso de la leche en polvo en la fabricación de leche afectará la comercialización de los derivados de productos vegetales que utilizan adecuadamente el término leche como, por ejemplo, la "leche de soya"."Una medida que prohíbe la utilización de productos de leche importados contraviene los artículos 59 y 63 de la Constitución", justificó, también, el Ejecutivo.

Además indicaron que se elevaría el precio de los productos lácteos en perjuicio del consumidor. Zeballos, citando al Minagri, indicó que el incrementó del costo sería de 10 a 20 centavos. "Creó que el consumidor pagaría por calidad", sostuvo. 

​► ¿Discriminación?. Además de prohibir que se llame leche a los derivados de productos vegetales, la ley contempla en su artículo 3 que los productos lácteos deberán colocar en su etiquetado (rotulado) la frase "Elaborado al 100% con leche" cuando sea el caso.

Bajo la mirada del Gobierno, la propuesta del Congreso conlleva una discriminación hacia el producto extranjero (algo que podría ser denunciado en la Organización Mundial del Comercio). Ello porque, según el Gobierno, la ley limita la importación de insumos como la leche en polvo para la fabricación de leche, pero permite que se use insumos de productores peruanos -algo que ha sido negado por los autores de la ley-.

​►No promovería el sector. Uno de los principales argumentos de los defensores de la ley es que la mayor demanda de leche, que se espera provoque las restricciones de la ley, impulsaría el desarrollo de la industria láctea en el país.

Al respecto el Ejecutivo manifestó que, pese al uso de insumos para la producción de ciertos lácteos, la producción de leche fresca en el país ha crecido sostenidamente. "Entre el 2009 y el 2015, la producción de leche fresca creció 21%", dijeron. 

En esa línea, el Gobierno consideró que no es correcto fundamentar la restricción del uso de insumos lácteos para la producción de leche en función a la promoción del sector pecuario.

Fuente: Congreso
Fuente: Congreso

Pero la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (AGALEP) dice que a pesar de ese incremento, cada vez se utiliza más insumo en polvo. Según sus cifras, en el 2015 la relación entre leche fresca e insumos en polvo era de 66% a 34%, respectivamente. En el 2009, esta relación era de 79% a 21%. "Esto significa que se ha retrocedido en 13 puntos porcentuales en el uso de leche fresca", indicaron.

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS