Desde que estalló la pandemia, el Congreso ha aprobado aumentos salariales para los profesionales de la salud, suspendido los peajes de las carreteras y ha permitido los retiros anticipados de AFP. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / GEC)
Desde que estalló la pandemia, el Congreso ha aprobado aumentos salariales para los profesionales de la salud, suspendido los peajes de las carreteras y ha permitido los retiros anticipados de AFP. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / GEC)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

La presión sobre el Gobierno de Perú para que aumente el gasto en todo, desde pensiones hasta salarios del sector público, presenta el riesgo de socavar su plan para controlar la deuda, según Ratings.

PARA SUSCRIPTORES: ¿Cómo la crisis sanitaria ha afectado la campaña navideña de las pymes?

La devastación económica causada por la cuarentena del coronavirus ha impulsado las demandas de gasto en un momento en que la deuda pública ya está aumentando, dijo la analista de Fitch, Kelli Bissett-Tom, en una entrevista.

La carga de deuda de la nación aumentará a 44% del producto bruto interno (PBI) en 2022, desde 27% del año pasado, según Fitch, a medida que el Gobierno gasta en programas de estímulo para tratar de revertir una de las recesiones más profundas del mundo. El está impulsando iniciativas que harán más difícil para el próximo Gobierno frenar el déficit presupuestario después de que asuma el cargo en julio, dijo.

La crisis ha afectado gravemente a los hogares de bajos ingresos”, dijo Bissett-Tom por teléfono. “Es posible que se requieran más gastos y más apoyo presupuestario para mantener las demandas sociales y políticas”.

Desde que estalló la pandemia, el Congreso ha aprobado aumentos salariales para los profesionales de la salud, suspendido los peajes de las carreteras y ha permitido los retiros anticipados de fondos de pensiones privados, todo a pesar de la oposición del Gobierno. Ahora, los legisladores están , un gran pago por parte del fondo de jubilación estatal y la eliminación de los topes en los salarios del sector público.

PARA SUSCRIPTORES: Cusco: ¿Cuál es su situación en pandemia y qué alternativas hay para que reviva el turismo?

En junio, Fitch , la primera reducción en casi dos décadas. Dejó la calificación de la deuda en moneda extranjera de Perú sin cambios en BBB+, tres niveles por encima del nivel basura.

Desde entonces, las perspectivas se han deteriorado aún más. La economía se contrajo 30% en el segundo trimestre y Fitch pronostica una caída de 13% para el año.

Para Fitch, las sólidas finanzas públicas de Chile, Perú y Colombia han compensado durante mucho tiempo los riesgos derivados de la alta desigualdad y la pobreza en comparación con países asiáticos con calificaciones similares, dijo Bissett-Tom. Pero ahora se está poniendo a prueba la credibilidad fiscal de las naciones andinas.

Bissett-Tom también ve el riesgo de que el próximo líder de Perú enfrente el mismo tipo de problemas de gobernabilidad que han asediado al presidente, Martín Vizcarra, con el Congreso dominado por una oposición fracturada. Esto aumentaría la incertidumbre sobre la capacidad de Perú para estabilizar la deuda pública, dijo.

Fitch generalmente revisa la calificación del país aproximadamente cada seis meses. El jueves, redujo la calificación de la deuda externa de Chile en un nivel a A-, después de que el gasto aumentara en respuesta a los disturbios sociales del año pasado y la pandemia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO SUGERIDO

Walter Martos sobre restricciones en playas

TE PUEDE INTERESAR