“Lo que se debe hacer es unificar y hacer un régimen simplificado para las mypes”, comentó especialista en tributación. (Foto: GEC)
“Lo que se debe hacer es unificar y hacer un régimen simplificado para las mypes”, comentó especialista en tributación. (Foto: GEC)
Christian Lengua

El de la República, a través de su Comisión de Economía, viene impulsando un proyecto de ley que busca suspender del pago del Impuesto General a las Ventas () y el Impuesto a la Renta (IR) por cuatro meses a las micro y pequeñas empresas. Esto con el fin de reactivar la economía ante la crisis por la pandemia.

MIRA: Retiro de AFP: Establecen procedimiento a seguir para afiliados con enfermedades oncológicas

El MEF ya advirtió que esta medida sería contraproducente para la formalización de las mypes, y podría generar un costo de S/ 2.050 millones a la Caja Fiscal. Al respecto, el tributarista Jorge Picón, del Estudio Picón y Asociados, indicó que tocar la materia tributaria por un determinado tipo de empresa es una respuesta demagógica y no logra ningún efecto verdadero.

El especialista precisó que descartaría esa medida, porque se podría generar evasión tributaria, y se puede crear un precedente que va a hacer más daño que bien.

Con respecto a la suspensión del IR, Picón señaló que este se establece en función a la ganancia, y no tendría sentido porque el impuesto solo se aplica si se generan ganancias y este año la mayoría de empresas cerrarán con pérdidas.

En cuanto al IGV, es diferente porque es un impuesto que se traslada al consumidor. “Lo que están diciendo es que si la empresa ya no paga el IGV, va a bajarle el precio al consumidor, y eso es falso”, apuntó Picón. Lo más probable es que ese porcentaje el empresario se lo lleve al bolsillo, agregó.

“El mensaje al Congreso es dejar estos temas a los técnicos. Los técnicos tienen que plantear esto. [El apoyo] no se debe dar sobre la base de beneficios tributarios, sino un régimen mype estable en el tiempo”, comentó.

Por su parte, Jaime Escribens Olaechea, profesor de Derecho Tributario de la Universidad del Pacífico y socio del Estudio EVVG Abogados, expresó que el Congreso tiene la facilidad de establecer exoneraciones. Sin embargo “desde el punto de vista fiscal, una exoneración del IGV no recae en la propia mype, sino en el consumidor final, y por ese lado no vería la necesidad de exonerarlo”.

Mencionó que esta medida definitivamente va a afectar a la Caja Fiscal, que ya viene golpeada por efectos de la pandemia. “Legalmente, lo puede hacer, pero no lo veo conveniente desde el punto de vista técnico”, advirtió.

ALTERNATIVAS

Para Jorge Picón, las mypes requieren un tratamiento que se viene estudiando hace varios años, y que linda en algo parecido al monotributo. Recordó que hasta antes que entrara al gobierno de Kuczynski, las mypes que facturaban S/ 360 mil al año pagaban IGV e IR. Pero cuando entró PPK se redujo ese monto a menos de S/ 90 mil al año.

Al día de hoy, las mypes pueden pagar sobre la base de cuatro regímenes tributarios: el RUS, el Régimen Especial del Impuesto a la Renta, el Régimen mype, y el Régimen General del Impuesto a la Renta. “Lo que se debe hacer es unificar y hacer un régimen simplificado”, dijo.

Picón propuso un régimen en el que las mypes no estén obligadas a llevar una contabilidad. “Que paguen en función a la cantidad de trabajadores que tiene y en función al local y los metros cuadrados que utilizan. De esa manera podría hacer que las mypes tengan un régimen barato, simple y sin complicaciones administrativas”, subrayó.

Escribens, por su parte, refirió que la exoneración es lo más facilista. Y como alternativa ya se tiene un régimen de aplazamiento y fraccionamiento tributario (RAF) que vence este mes, y se podría crear uno nuevo por este periodo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN