El presidente de Adex sugirió emitir un decreto de urgencia para flexibilizar y acelerar los procesos de compra pública de medicinas y equipamiento. (Foto: ÁDEX)
El presidente de Adex sugirió emitir un decreto de urgencia para flexibilizar y acelerar los procesos de compra pública de medicinas y equipamiento. (Foto: ÁDEX)
Redacción EC

La Asociación de Exportadores () plantea la posibilidad de que el gobierno central nombre a “una autoridad especial” para hacer frente al impacto del , en un contexto donde el presidente anunció medidas para frenar el avance de dicho virus en el Perú.

En esa línea, Erik Fischer Llanos, presidente de Adex, recordó que el modelo empleado en los Juegos Panamericanos permitió cumplir con sus plazos establecidos, gracias al nombramiento de una persona que realizó un trabajo transversal, por lo que consideró importante nombrar a una autoridad que monitoree de esa misma forma el avance del virus y transforme la información en medidas efectivas.

“La tarea política y de gestión cotidiana está recargada, los ministerios por su parte cumplen con la coyuntura pese a la sobrecarga, por lo que el mandatario debe poner sobre la mesa la posibilidad de nombrar una autoridad especial”, dijo

Además, indicó que, a fin de mitigar la expansión del coronavirus, es crucial tener mapeadas las próximas medidas con un enfoque integral. Por ejemplo, en el aspecto sanitario, sugirió emitir un decreto de urgencia para flexibilizar y acelerar los procesos de compra pública de medicinas y equipamiento para responder a las necesidades de la actual coyuntura.

“Los casos registrados están en Lima, Arequipa, Huánuco e Ica. El testeo es importante y se deben tener laboratorios bien equipados en esas regiones y a nivel nacional para hacer las prueba de detección”, sostuvo.

Asimismo, manifestó que se debería evaluar la posibilidad de implementar medidas restrictivas al ingreso de personas extranjeras procedentes de países de alto riesgo. En ese sentido, calificó de positivo el anuncio presidencial referido al aislamiento domiciliario de compatriotas que retornen del extranjero.

Finalmente, Fischer señaló que es fundamental tomar en consideración a las pequeñas empresas, cuyas cadenas de pagos podrían verse interrumpidas por la situación de sus clientes, al momento de establecer medidas para contener el COVID-19.