El gremio se mostró en contra de replicar una medida similar dado que el comportamiento del consumo del peruano es variado. (Foto: Cesar Campos / GEC)
El gremio se mostró en contra de replicar una medida similar dado que el comportamiento del consumo del peruano es variado. (Foto: Cesar Campos / GEC)
Redacción EC

La Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) afirmó que una eventual inmovilización obligatoria para los días viernes 1 y sábado 2 de mayo provocaría aglomeraciones en los mercados y supermercados, lo que derivaría en mayores casos de contagio por coronavirus (COVID-19).

MIRA: Minagri ordena que mercados marquen círculos en el suelo para asegurar distanciamiento social

Según el gremio, decretar este tipo de medidas ya ha mostrado tener consecuencias negativas, como cuando se ordenó el cierre total de actividades para los días jueves y viernes de Semana Santa, que causó una mayor presencia de ciudadanos en las calles.

Durante las primeras dos semanas de cuarentena, la cantidad de movimiento de personas y transacciones por día en los principales mercados y supermercados del país era estable; sin embargo, estas registraron una variación muy fuerte los días martes 7 y miércoles 8 de abril ante el anuncio de confinamiento total por semana santa", dijo ComexPerú.

"Es evidente que si las personas tienen menos días para realizar compras de alimentos, lo harán en los pocos días que tienen disponibles para ello, lo que ocasiona mayor movilidad de personas en las calles, mayor aglomeración en los mercados y más contagios”, añadió.

La agrupación refirió que entre el miércoles 8 y el sábado 11 de abril, antes y después de la inmovilización obligatoria por Semana Santa, se llegó a tener una concentración en supermercados de hasta 70%, por encima de los primeros días de la cuarentena establecida por el Gobierno.

Hoy vemos una gran cantidad de contagiados en los distritos de San Juan de Lurigancho, San Juan de Miraflores, Villa El Salvador y Villa María del Triunfo, lo que respondería principalmente a la gran aglomeración que se vio en los mercados de dichos distritos los días previos a Semana Santa”, dijo.

El gremio se mostró en contra de replicar una medida similar dado que el comportamiento del consumo del peruano es variado.

Algunas personas realizarían sus compras a diario dado que, según el último censo nacional de 2017, solo el 61% de familias en áreas urbanas cuenta con una refrigeradora, mientras que en zonas rurales solo un 8% de familias cuenta con dicho artefacto.

Desde ComexPerú respetamos las acciones de política que viene tomando el Gobierno para frenar el brote del coronavirus, pero decretar una inmovilización obligatoria para los próximos días no toma en cuenta la realidad de la mayoría de peruanos", puntualizó.