BCP pertenece al holding Credicorp. (Foto: GEC)
BCP pertenece al holding Credicorp. (Foto: GEC)
Redacción EC

El Grupo Credicorp estimó que el Producto Bruto Interno (PBI) peruano crecería entre 8% y 10% este año, en el marco de la reactivación económica por la pandemia del coronavirus.

El año pasado, en el cuarto trimestre, la actividad económica peruana continuó mostrando signos de recuperación, incluso a un ritmo mejor del esperado, apuntó Credicorp. La economía peruana registró una caída del PBI de 30% en el segundo trimestre.

La recuperación en el último trimestre de 2020 se sustentó en un entorno externo más favorable, principalmente por la apreciación del precio del cobre, y en el que indicadores económicos locales disponibles también acompañaron la recuperación. Así, en el cuarto trimestre del 2020 el PBI se ubicó solo 3% por debajo de su nivel prepandemia.

En esa línea, los indicadores operativos y financieros de Credicorp mostraron signos de recuperación en los segmentos Microempresa, Pyme y Personas durante el cuatro trimestre del 2020. Asimismo, los niveles de facturación de colocaciones mostraron significativo crecimiento en el segmento personas.

Para 2021, César Ríos, CFO del holding, comentó que se espera que la originación de préstamos en las líneas de negocio de banca minorista y de microfinanzas de Credicorp continúe en tendencia ascendente a lo largo de 2021.

Credicorp

El holding que agrupa a BCP, BCP Bolivia, Credicorp Capital, Pacífico Seguros, Pacífico Salud, Prima AFP, Mibanco y Mibanco Colombia, presentó los resultados financieros del cuarto trimestre de 2020, cuando registró una utilidad neta de S/ 653.4 millones, que se tradujo en un ROAE y ROAA de 10,8% y 1,1%, respectivamente. En términos acumulados, la utilidad fue de S/ 346,9 millones.

En una conferencia con inversionistas, Walter Bayly, gerente general de Credicorp, destacó que la solidez del grupo le permitió gestionar de manera adecuada los riesgos que se materializaron a raíz de la emergencia sanitaria durante el 2020, año en que el Perú fue golpeado por la recesión más severa de su historia moderna.

“Esta posición de fortaleza nos permitió reconocer en nuestros resultados las pérdidas esperadas en los segmentos más vulnerables de nuestra cartera y centrar la atención de la gerencia en la tarea de reconstruir nuestra rentabilidad mientras aceleramos la entrega de productos a través de canales digitales”, comentó.

El ejecutivo precisó que en el 2021 existen elementos de incertidumbre relacionados con la emergencia sanitaria en la región y la situación política en Perú. No obstante, destacó que las lecciones aprendidas el 2020 y el arribo de las vacunas hacen prever un efecto menos severo de la pandemia este año.