Uno de  los grandes problemas del canal tradicional  es la gran gran cantidad de intermediarios. Estos hacen que los precios de un producto al consumidor lleguen con un incremento de hasta el 30% de su valor original, según Mercania.
Uno de los grandes problemas del canal tradicional es la gran gran cantidad de intermediarios. Estos hacen que los precios de un producto al consumidor lleguen con un incremento de hasta el 30% de su valor original, según Mercania.
Leslie Salas Oblitas

Periodista

lsalas@comercio.com.pe

Los hábitos de consumo cambiaron con la , la competencia aumentó y las ventas han sido golpeadas por la crisis económica; sin embargo, el canal moderno se mantiene fuerte y al parecer no habría perdido terreno dentro de las preferencias de compra del consumidor, ni atractivo para las empresas de .

MIRA: El 33% de millennials y centennials aumentó su gasto online a raíz del COVID-19

En el Perú -al igual que en algunos países de la región- la participación de las bodegas, puestos de mercado y puntos mayoristas, entre los principales, hoy llega al 75% y su poder de compra alcanza los S/ 42 millones al año entre los dos millones de mipymes (micro, pequeña y mediana empresa) que la componen, revela el estudio realizado por Mercania, plataforma digital de comercio colaborativo que integra al canal tradicional, productor y a entidades financieras.

También revela que en este canal tradicional se concentran el 98% de las empresas de consumo masivo del país, pero solo en ocho productores (Gloria, Alicorp, Procter & Gamble, Kimberly-Clark, etc.) se focaliza el 80% de lo que compran estos pequeños negocios.

Las mipymes cuentan con la capilaridad necesaria para poder atender a toda la población en el ecosistema del comercio doméstico estratégico. Estas venden tres veces más que el canal moderno, alcanzado los S/ 49.350 millones al año”, señala Andrés Sánchez, fundador y CEO de Mercania.

DEBILIDADES DEL CANAL

Pese a la importancia de este canal, en vista de la participación de mercado que posee (75%), sorprende que a diferencia del canal moderno sea el más desatendido en cuanto a soluciones de tecnología de la información y servicios fintech, dice el ejecutivo.

También tienen bajos niveles de disponibilidad de financiamiento, de bancarización peor, en contra parte, tiene un alto grado de lealtad del cliente, capilaridad geográfica y un mayor impacto social y cultural que el canal moderno y el tipo de interacción con el consumidor final es más relacional, detalla.

Señala que otro de los grandes problemas de estos negocios es la gran cantidad de intermediarios que existen. “Entre el productor y la bodega, por ejemplo, se identifican distribuidores, codistribuidores, brockers, mayoristas, corredores, entre otros, lo cual complica y encarece de manera excesiva las operaciones comerciales, ya que cada uno de estos eslabones de la cadena de abastecimiento agrega un costo a la misma sin necesariamente aportar algún valor”, explica.

Estos intermediarios hacen que los precios de un producto al consumidor lleguen con un incremento de hasta el 30% de su valor original. El análisis realizado muestra que el margen del distribuidor fluctúa el 3,6%, el del mayorista 8,1% y el de la bodega, finalmente, 14%. Así, si un producto tiene un precio de fábrica de S/1,30 este llegará a venderse a S/ 1,70, aproximadamente.

PROPUESTA DE MERCANIA

En vista de estas debilidades del canal y su relevancia en el mercado Mercania fue creado, menciona su fundador. La plataforma conecta más de 400 mil mipymes con productoras o distribuidoras y los principales bancos del país, accediendo a líneas de crédito exclusivas para el abastecimiento de sus negocios. El sistema le permite a la entidad financiera pagarle directamente a la productora todo desde una sola plataforma, asegura Andrés Sánchez.

Indica que los emprendedores podrán ingresar a la app móvil en un formato de “one stop shop” virtual, mediante el cual accederán a miles de productos del catálogo digital de productores afiliados con promociones micro segmentadas, permitiéndoles comprar a mejores precios. Adicionalmente contarán con herramientas de autogestión y control de compras en línea en tiempo real, mejorando su eficiencia y reduciendo los tiempos de ejecución.

Los bancos, por su parte, se benefician con el acceso y capilaridad a un mercado con una gran demanda insatisfecha, permitiéndoles conectar directamente y participar en todo el ciclo de operación con herramientas de control en tiempo real, reduciendo riesgos. Mientras que, a los fabricantes les permite acelerar su crecimiento a través de la omnicanalidad y la digitalización de sus procesos comerciales; con un incremento del mix de surtido e inventario y de sus ventas entre el 2% y 10%, así como una reducción de hasta el 15% en sus costos operativos, afirma.

La empresa peruana apunta a congregar 12.000 negocios en el primer año de operación, 25.000 en el segundo y 50.000 en el tercero. Con las compañías de consumo masivo y bancos aún está en conversaciones para integrarlos a su solución, que bien podría internacionalizarse, enfatiza.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO SUGERIDO

Recomendaciones a tener en cuenta si vas a realizar una compra por internet