La minería podría ser uno de los factores. (Foto: Reuters)
La minería podría ser uno de los factores. (Foto: Reuters)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

La se mantuvo débil en mayo y registró un crecimiento cercano a cero por segundo mes consecutivo.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la producción en ese mes avanzó apenas en 0,63%, lo que implicó un crecimiento acumulado, en los últimos 12 meses, de 2,6%. Ese avance no solo es inferior en 1,1 puntos porcentuales a la expansión que registraría la economía si operara a su máxima capacidad (producto potencial), sino también implica que el PBI ha perdido impulso en 1,4 puntos porcentuales respecto al crecimiento del año pasado.



Si bien la autoridad monetaria había adelantado que la cifra de mayo seguiría siendo débil, esta sorprendió a los analistas que esperaban un crecimiento para el mes de alrededor de 1,2%, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

Esperábamos un crecimiento de 1,3% para el mes. No obstante, manufactura, construcción y agro crecieron por debajo de lo esperado. En líneas generales, se mantiene la debilidad de los sectores primarios”, dijo Luis Eduardo Falen, jefe de Macroeconomía del área de Estrategia y Análisis de Intéligo.

Fuente: INEi
Fuente: INEi

FACTORES
En mayo, se deterioró la producción de todos los sectores extractivos. La actividad de minería e hidrocarburos disminuyó en 1,54%, con lo que acumuló once meses de caídas.

En el mes, la producción minera descendió en 0,23%, mientras que la de hidrocarburos se desplomó en 8,84%. Este último obedeció a las actividades de mantenimiento programadas en la planta de procesamiento de gas natural licuado de Perú LNG y la presencia de oleajes anómalos en la zona de embarque del terminal marítimo en Pisco, según el INEI.

Asimismo, la pesca descendió 26,8%, con lo que registró cinco meses consecutivos de caídas y la variación acumulada en los últimos 12 meses ya es negativa (-0,02%).El sector agropecuario se desaceleró a un ritmo de 1,25%, su tasa mensual más baja en los últimos 18 meses.

Así, la caída de la producción de la minería e hidrocarburos y la pesca junto a la desaceleración del sector agropecuario hicieron que la actividad industrial primaria descendiera en 18,7%.

Por el lado de los sectores no primarios, la actividad de la construcción descendió 0,3%, el sector comercio avanzó en 2,34%, en tanto que el sector fabril no primario cayó en 0,15%.

Falen estima que en junio la economía habría crecido alrededor del 3%. Para el Ministerio de Economía, la expansión habría sido de 3,5%. Si cualquiera de las dos proyecciones se diera, el segundo trimestre alcanzaría un crecimiento inferior a la del primer trimestre.

Por último, con el resultado conseguido en mayo, la economía tendría que crecer, en promedio, 4,7% todos los meses para alcanzar un crecimiento de 3,4%, como espera el BCR.