(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Luis Fernando Alegría

El 2018 ha sido un año desigual para las . Las cifras disponibles hasta setiembre revelan que 8 de las 24 regiones han logrado un dinamismo superior al promedio regional, dos están prácticamente estancadas y tres de ellas tienen menos producción que en el 2017; donde dos se encuentran en recesión.

Los indicadores de disponibles a la fecha permiten ver que el cuarto trimestre del año no va a ser una excepción en cuanto a disparidades en el crecimiento regional. En la Unidad de Análisis Económico tomamos indicadores adelantados de situación del mercado laboral y de demanda interna en el interior del país.

Con ellos podemos anticipar en qué dirección apuntaría la economía en el último tramo del año en las distintas regiones del país. Las cuatro variables analizadas reflejan el comportamiento de la demanda interna y del mercado laboral, y son: recaudación por IGV interno, crecimiento del crédito, empleo en empresas de 10 o más trabajadores y evolución del número de afiliados a las AFP.

► 
► 
► 

PORMENORES
A partir de los cuatro indicadores planteados, construimos un ránking de qué regiones serían las más dinámicas. El top 5 de las que liderarían el crecimiento son Huánuco, Amazonas, Apurímac, Moquegua y Junín.

El caso de Apurímac es el más resaltante. La región ha estado sumida en recesión este año, anotando caídas de doble dígito en dos trimestres. Esto debido a la fuerte reversión del impulso que le dio Las Bambas en el 2017. Entre octubre y noviembre, la recaudación por IGV interno creció 25,2% y el empleo aumentó 10,1%, lo que anticipa una mejora.

La economía de Moquegua también está en rojo, pero las cifras disponibles están alineadas con las de Apurímac. Ello permite pensar en un repunte.

Junín y Huánuco este año crecen menos que el promedio nacional (3,6% a setiembre) y vienen desacelerándose, pero rebotarían a fin de año. Amazonas crece 4,4% en el año y ha estado acelerando. Así, podría crecer cerca de su ritmo del tercer trimestre, que fue 7%.
Las 5 regiones con menores perspectivas son La Libertad, Loreto, Arequipa, Tacna y Ucayali.

La situación de Arequipa preocupa porque en el tercer trimestre sufrió una contracción de 0,4% y, de volver a caer en el cuarto trimestre, entraría técnicamente en recesión. El mercado laboral y la demanda interna, entre octubre y noviembre, muestran cifras en azul, pero débiles.

Tacna y Loreto, dos de las estrellas de crecimiento, sufrirían enfriamientos. Loreto crece 4,7% este año –aunque viene en desaceleración hace 9 meses– y Tacna lo hace en 6%, sosteniendo tasas de al menos 9% en los últimos dos trimestres. Ambas regiones tienen caídas en el empleo y en Tacna el IGV está estancado.

Con todo esto, las diferencias regionales son importantes, pero casi todas habrían crecido en el 2018.