Los limeños piden una mejor programación. (Foto: GEC)
Los limeños piden una mejor programación. (Foto: GEC)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El 77% de limeños afirma que no se encuentra satisfecho con la programación televisiva peruana y más del 95% cree que este medio de comunicación tiene la obligación de mejorar porque quieren ver contenidos de calidad, de acuerdo al último sondeo de opinión realizado por el Observatorio de Medios.

En este estudio, realizado a hombres y mujeres de Lima Metropolitana mayores de 18 años, el 64% cree que la televisión no respeta el horario familiar y el 70% sostiene que se presentan contenidos inadecuados como la falta de respeto a la intimidad y la dignidad de las personas, así como la discriminación por raza, religión, sexo, orientación sexual, condición social, cultural, económica o discapacidad.

Mira: Cinco consejos para proteger sus cuentas bancarias de la ciberdelincuencia

Asimismo, la mitad de los encuestados señalan que sí se respeta la identidad de los menores de edad cuando son protagonistas de la noticia en programas informativos o periodísticos de la televisión durante el horario de programación familiar (6:00 a.m. y 10:00 p.m.), principalmente cuando aparecen como víctimas, autores, participantes o testigos de una falta o delito.

De acuerdo con la coordinadora del Observatorio de Medios, Marisol Castañeda, la televisión es el medio más consumido, y hay un aumento en el consumo de la prensa digital por el uso de la tecnología, principalmente por jóvenes entre los 18 y 25 años, mientras que adultos mayores prefieren la prensa a nivel impresa y tradicional.

Mira: ¿Qué seguros pueden contratar los ciudadanos para protegerse ante un terremoto?

También subraya que es importante que la televisión mejore el tratamiento que le da a la violencia contra la mujer, pues aún se suelen presentar los casos de manera morbosa y se refuerzan estereotipos de roles de género que suelen culpabilizar a la víctima por lo sucedido.

“Hay un desconocimiento de las instituciones y mecanismos que protegen al espectador, así como de los procesos para presentar quejas. Por ello, a pesar de que se conoce la existencia legal del horario de programación familiar, no denuncian por no conocer instituciones como el CONCORTV, los Códigos de Ética o iniciativas como El Observatorio de Medios”, agregó Castañeda.

TE RECOMENDAMOS

TE PUEDE INTERESAR