El 98% de empresas encuestadas adoptó el teletrabajo. (Foto: Marco Ramón | GEC)
El 98% de empresas encuestadas adoptó el teletrabajo. (Foto: Marco Ramón | GEC)
Redacción EC

A raíz de la crisis producida por la pandemia del COVID-19, el 98% de empresas peruanas adoptó el trabajo remoto, y un 89% planea continuar con esta modalidad de trabajo incluso ahora que las restricciones de movilidad ya fueron levantadas, según el estudio Benchmarking de Recursos Humanos- COVID-19 de PwC.

Sin embargo, si bien esta medida es la adecuada para proteger a los trabajadores, solo un 45% declara estar midiendo la productividad de sus trabajadores ante este cambio.

MIRA: Congreso: Destinar no menos del 6% del PBI de golpe al sector educación sería inviable, ¿por qué?

Debemos prepararnos para desarrollar los negocios de manera distinta incorporando en nuestro ADN la digitalización a todo nivel. Desde los contactos con clientes, proveedores, venta de productos y servicios, interacción con el personal con modos efectivos de liderazgo en modo remoto, entre otros”, señaló Oscar La Torre, socio de Consultoría de Negocios de PwC.

Estamos ante la gran oportunidad de estar todos en el mismo punto de partida para el desarrollo de modelos de negocios disruptivos; y conscientes que, hoy en día, el cliente prefiere tener una experiencia digital más que la presencial, principalmente para evitar contagiarse. Esta realidad está todavía en una etapa incipiente y veremos en los meses siguientes que muchas más personas irán cambiando sus hábitos hacia el comercio en línea”, añadió.

El estudio indagó sobre las medidas adoptadas por las empresas en Perú para enfrentar los desafíos de este periodo de crisis. El 53% de las empresas participantes de la encuesta ha modificado o tiene previsto modificar su estructura organizacional; y un 41% de empresas ha modificado las funciones en los puestos de trabajo, especialmente en las áreas administrativas, comerciales y de soporte.

En cuanto a las medidas aprobadas por el Ejecutivo, el 11% de las empresas indicó que planeaba adoptar la suspensión perfecta en el mes de junio; mientras que un 22% lo hizo en mayo y otro 39% en abril.

Por otro lado, la paralización de las actividades ha llevado a las empresas a repensar la forma en la que operan. Un 41% de las empresas que participó en el estudio ha cambiado su estrategia de negocio y un 29% está evaluando hacerlo.

Comunicación con trabajadores

El aislamiento decretado por el gobierno fue una medida para intentar reducir el número de contagios; pero también ha suscitado retos en torno a la salud mental de muchas personas.

Al respecto, las organizaciones han considerado el bienestar de sus trabajadores. Un 52% de empresas encuestadas afirma contar con programas enfocados en la salud mental de sus colaboradores, entre los que se destacan las siguientes modalidades:

Programas de salud mental. (Cuadro: PwC)
Programas de salud mental. (Cuadro: PwC)

Por otro lado, dado que muchas empresas han debido reducir la jornada laboral y la remuneración de sus trabajadores, el 27% de empresas tiene previsto realizar préstamos a su personal bajo suspensión perfecta o reducción remunerativa.

En cuanto a la implementación de políticas y protocolos de seguridad para vigilancia, prevención y control de la salud de los trabajadores, un 31% declara que adoptar las medidas implementadas por el gobierno ha sido difícil, mientras que un 81% señala que hacerlo ha sido entre medianamente costoso (40%) y muy costoso (41%).

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN