Los trabajadores buscan un sistema híbrido entre el trabajo remoto y el presencial. (Foto: Alessandro Currarino/ GEC)
Los trabajadores buscan un sistema híbrido entre el trabajo remoto y el presencial. (Foto: Alessandro Currarino/ GEC)
Lucero Chávez Quispe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La pandemia ha revolucionado varios frentes y el laboral es uno en los que dejará grandes huellas. De acuerdo con un estudio elaborado por a más de ocho mil en ocho países, el 73% de las personas cree que este fenómeno marca el final de los horarios de oficina, que suelen ser de 9 a.m. a 6 p.m. Además, los empleados, según el reporte, tienen entre sus prioridades no volver a la antigua forma de trabajar.

PARA SUSCRIPTORES: Trabajo remoto: Tras siete meses, ejecutivos peruanos ven fuertes mejoras en su productividad, ¿qué mejorar?

Ello, sin embargo, trae a la discusión cómo se gestiona esta labor. De hecho, ocho de cada diez trabajadores consideran que necesitan un mejor balance entre la familia y el trabajo en el futuro.

Al respecto, Silvana Cárdenas, practice leader Latam de right management en ManpowerGroup, sostiene que en el Perú esto se explica, principalmente, porque “se pasó a un home-office sin ninguna regulación previa ni estandarización”, con lo se incrementó el sentir de que se trabaja más horas. Ello coincide con , en la que el 85% de limeños aseguró que con el trabajo remoto labora más que cuando lo hacía presencialmente.

Es inevitable, entonces, migrar a un esquema que evalúe la productividad en metas concretas e indicadores medibles, y donde confianza sea una pieza fundamental, manifiesta Silvia García, directora de la carrera de Administración y Recursos Humanos de la UPC. “Cuando estamos en casa, compartimos nuestro rol de profesionales con el de ser padres o hijos. Entonces, medir resultados con metas concretas es más sencillo”, explica.

El líder no debe apuntar al micromanagement para gestionar el trabajo de su equipo. (Foto: iStock)
El líder no debe apuntar al micromanagement para gestionar el trabajo de su equipo. (Foto: iStock)

Las empresas, agrega, están obligadas ahora a tener estructuras más horizontales y realizar más trabajo colaborativo; en este contexto, el rol del líder es una pieza clave. Sobre este punto, Cárdenas subraya que aquellos líderes que prefieran hacer seguimientos minuciosos a sus trabajadores terminarán con niveles de estrés más altos y dañarán las relaciones laborales.

HABILIDADES OBSOLETAS

Actualmente, las organizaciones están en un proceso de rediseñar los perfiles de sus puestos de trabajo ante el gran cambio de habilidades demandadas en un contexto en que el trabajo a distancia se mantendrá en las organizaciones, ya sea intermitentemente, señala Cárdenas. “Un perfil construido a finales del 2019 hoy ya es caduco porque las necesidades del mercado son otras”, agrega.

MIRA: Un 36% de empresas en el Perú planea aumentar el sueldo de trabajadores en 2021, según estudio de PwC

Según el estudio, la comunicación, priorización, adaptabilidad, iniciativa e integridad son algunas de las habilidades más pedidas. Otras relevantes son el desarrollo emocional, la flexibilidad de pensamiento, la apertura para aprender y las habilidades digitales, añade García.

El estudio también indica que es probable que se produzca una división aún mayor dentro de la fuerza laboral, en la que aquellos con habilidades en demanda podrán tomar las decisiones salariales y permanecer seguros en casa.

No obstante, recalca Cárdenas, el Perú tiene uno de los índices más altos de escasez de talento (54%), por lo que el autoaprendizaje será clave para elevar la empleabilidad y cubrir las vacantes en demanda.