“Este año vamos a crecer cerca del 6% y el próximo año deberíamos crecer a doble digito con toda la transformación que hemos hecho en la compañía”, dice Paz Saénz.
“Este año vamos a crecer cerca del 6% y el próximo año deberíamos crecer a doble digito con toda la transformación que hemos hecho en la compañía”, dice Paz Saénz.
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

La adquisición de tecnología en el sistema financiero ha llevado a los jugadores del sector a reinventarse. , el buró de créditos, que hasta hace unos años, se jactaba de poseer la mayor participación de mercado en su rubro (85%), señala a Día1 que tuvo que transformarse en una empresa de , debido a que la banca ya no demandaba sus servicios al 100%. A continuación, la receta de la firma para revertir la caída de sus ingresos.

-Si la banca ya cuenta con sus propias centrales de riesgo para evaluar el comportamiento de pago de las personas y empresas, ¿cuál es la razón de ser de Equifax como buró de créditos?
Nosotros nos hemos transformado. Hemos pasado de ser un buró de créditos a una empresa de datos, analítica y tecnología; es decir, una empresa de big data. Para ello, Equifax, en el mundo, ha invertido más de US$1.250 millones para alcanzar esta transformación. 


Lo que tenemos ahora es un modelo colaborativo. Los bancos tienen sus propios reportes crediticios. Algunos los hacen ellos y otros nos los piden. Nosotros no vendemos data, tratamos siempre de vender cosas de valor agregado.

-¿Cuándo cambió este modelo?
Diría que en el último año ha sido mucho más claro. Los bancos empezaron a hacer las cosas por su lado y ya no necesitaban de nosotros. Los burós se empiezan a desesperar y a decir qué hacemos; y en el camino es cuando la industria se va transformando. Nosotros entramos a esta plataforma global de big data y es donde encontramos ese espacio colaborativo. En las conversaciones con los clientes, te das cuenta de que ya no nos necesitan al 100%, pero sí a este modelo colaborativo.

-¿Qué información tiene una empresa de big data que lo diferencia de un buró de créditos?
En el 2017, adquirimos Mapcity Geo y ahora tenemos toda esa data de geolocalización que un buró de créditos no tiene y no tenía por qué tenerla. La clave del negocio es la data. En el mundo entero diría que esta es el oro de esta década. Entonces, cuanto más información única y diferenciada tengas, es mejor. Estamos constantemente en la búsqueda de nuevos datos que, por lo general, no teníamos como central de riesgos.

-¿Ahora cuál es su principal insumo?
En la actualidad, tenemos mucha data de empresas distintas a las de servicios de intermediación financiera, como las de telecomunicaciones, seguros, información de estilos de vida, geo, etc. En la medida en que vayamos capturando más información, nuestros modelos y datos que podamos ofrecer serán más precisos y ricos. Buscamos información en función a lo que los clientes nos piden. Por ello, en algunos casos hacemos alianzas con las empresas que tienen la información y en otros casos compramos los datos.

-¿Cómo protegen esos datos? En el 2017 tuvieron problemas de seguridad...
La seguridad es un tema importante para Equifax. A raíz del problema que ocurrió en el 2017, Equifax optó por convertirse en la empresa de datos más segura del mundo. En el 2018, invertimos US$200 millones de dólares adicionales a lo que, en promedio, destinamos a seguridad. Hoy, la seguridad es lo prioritario en Equifax. Cada trabajador de esta empresa es responsable de la seguridad y no solo el personal del área de Tecnología de la Información. Esto nos va a distinguir en los próximos años.

-Con la transformación, ¿cómo ha cambiado la estructura de los ingresos de Equifax?
Tenemos varias líneas de negocio y quizá la más conocida sea la de reportes de créditos. Todas estas líneas tienen como soporte nuestras plataformas globales, que nos ayudan a ser más eficientes. Contamos con la plataforma de decisión InterConnect, que es un producto para decidir a quiénes se les dará un crédito; la plataforma Cyber, que permite gestionar las cobranzas de las empresas; y, el Ignite, que es la plataforma de big data. Sobre estas tres plataformas se sustenta la mayoría de nuestros ingresos.

-Supongo que esta transformación tuvo un impacto negativo en sus ingresos.
Sí, hubo una caída en los ingresos en el Perú. Probablemente, en otros países se manejó de forma diferente o se adelantaron a ese cambio.
Pero lo estamos revirtiendo. Este año vamos a crecer cerca del 6% y el próximo año deberíamos crecer a doble dígito con toda la transformación que hemos hecho en la compañía, la misma que fue acompañada por la corporación. Como se sabe, el slogan de la corporación: “El nuevo Equifax al 2020”, busca posicionar a esta empresa como de data, analítica y tecnología.

-¿Su solución de reporte de créditos sigue siendo relevante para su facturación?
En términos de ingresos, sigue siendo importante, es la vaca lechera.

-¿Pero ha perdido participación en los ingresos?
En función porcentual de los nuevos negocios, sí. Pero no va a desaparecer, porque el reporte de crédito creo que va a ser demandado más por las personas naturales, que es lo que falta en el Perú. El propósito de Equifax es ayudar a mejorar el potencial financiero de las empresas y las personas. En este país, las personas naturales no tenemos la cultura de conocer nuestro reporte de crédito y menos saber cómo nos ven.

-¿Cómo ha cambiado su demanda?
Tradicionalmente, las áreas más grandes de negocio de Equifax han sido banca y telecomunicaciones. Banca comprende seguros, microfinanzas y bancos. Sin embargo, ya no son las verticales más grandes. Hoy la línea que más crecimiento tiene y está muy cerca de representar el 50% de nuestro negocio es lo que llamamos Small and Médium, es decir, las pequeñas y medianas empresas. Hablamos de 6.000 clientes, que son los de mayor crecimiento y mayor demanda.

-¿Qué puede venir para ustedes, a partir de la inversión en nueva tecnología, la colaboración, etc.?
Estamos sacando varias cosas, pero diría que la más importante es nuestra plataforma de big data Ignite, porque genera una eficiencia tremenda. Con Ignite, el cliente pone su data, yo pongo la mía y trabajamos juntos. Luego tenemos un portal al que hemos llamado “Mejores condiciones”, lo que va a permitir al usuario comparar la tasa de interés de su crédito hipotecario con lo que le puedan ofrecer otros bancos. En el mediano plazo, queremos llevar esta solución a los créditos de consumo y a otros productos, para que el cliente pueda evaluar qué es lo que más le conviene.

-¿Alguna otra oferta en cartera?
También estamos por hacer una alianza con una empresa tecnológica, para todo lo que es reconocimiento biométrico. Estamos por lanzar, en el segundo semestre, un score genérico enfocado en no bancarizados. Vamos a traer próximamente nuestra plataforma Household, que es una tecnología que permite perfilar a una persona con el comportamiento crediticio de su vínculo familiar.

-¿En el campo de reporte crediticio tienen planes?
Reforzaremos la cultura de mirar el reporte crediticio. Probablemente, haremos una campaña de publicidad. Por lo pronto, hemos democratizado los puntos de venta. Antes, las personas tenían que venir a nuestra oficina de San Isidro para comprar sus reportes, ahora tenemos la plataforma virtual e-commerce y 3.000 puntos de venta, como bodegas farmacias, a través de una alianza con Fullcarga, para que los puedan adquirir. Hoy son 900 puntos, pero esperamos llegar a los 3.000.