Conoce en esta galería las 73 universidades peruanas que cuentan con el licenciamiento institucional de la Sunedu. (Foto: GEC)
Conoce en esta galería las 73 universidades peruanas que cuentan con el licenciamiento institucional de la Sunedu. (Foto: GEC)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

Al año, las les cuestan al país alrededor del S/17.000 millones, es decir, el 2,7% del PBI o más de 3 veces el presupuesto que se destina a los programas sociales.

Si embargo, a diferencia de estos últimos en que se cuenta con información sobre los beneficiarios e impacto social de los programas, los beneficios tributarios adolecen –todo o en parte– de criterios de transparencia, rendición de cuentas, equidad, eficiencia y adecuación, según un estudio elaborado por Ciudadanos al Día (CAD), en colaboración con el Consorcio de Investigación Económica (CIES).



De acuerdo a la institución, las 10 leyes sobre exoneraciones tributarias aprobadas entre agosto del 2016 y diciembre del 2018, carecen de información sobre los beneficiarios de la norma no cuentan con algún instrumento para medir si se cumplió con sus objetivos. Además, adolecen de un mecanismo de recolección de datos para evaluar su efectividad ni tampoco contemplan una frecuencia de evaluación de esta última.

A dichas ausencias se suman la falta de estimación del impacto del incentivo. La mayoría cuenta con una evaluación costo beneficio parcial, adolecen de evaluación social frente a otras alternativas y no necesariamente están alineadas con las prioridades de políticas públicas.

Caroline Gibú, Directora Ejecutiva de CAD, recomendó que se tenga una norma de caracter general sobre exoneraciones tributarias que indique los requisitos mínimos que deben contener las regulaciones de este tipo.

Sin embargo, a decir de Marco Camacho, Director General de Política de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía (), en Código Tributario ya contempla los requisitos generales que debe tener un beneficio tributario. Pero, muchas veces no es tomado en cuenta, debido a que tiene el mismo rango de ley, por lo que se requiere una norma constitucional para regular su aplicación.

“El Código Tributario es del mismo nivel que cualquier ley que emite el Congreso para generar el beneficio tributario, [...] con lo cual tienes un marco que igual no sirve, no se respeta, no se tiene en cuenta en la mayoría de los casos, pero ahí está”, sostuvo el funcionario.

Para ayudar con esta problemática, CAD junto al CIES y otros socios lanzaron la página web “beneficios tributarios.pe”, que tiene como propósito unificar y brindar información sobre las leyes de exoneraciones tributarias, beneficiarios y recomendaciones.