Las frescas se han convertido en el primer producto de exportación no tradicional desde el 2012 al 2015, desplazando a los espárragos y al alambre de cobre refinado. 

Según COMEX, el año pasado el Perú exportó US$ 702.6 millones en uvas, un 9.4% más que en 2014, un 58.5% más que en 2013, y un 92% más que en 2012, lo que prueba que el dinamismo de este sector va en aumento

Así, en 2015, 313,700 toneladas de uva peruana llegaron a más de 60 países alrededor del mundo, siendo EE.UU. su principal destino.

Hacia marzo de 2016, las uvas frescas mantienen su posición en el ranking: primer producto de exportación no tradicional, y séptimo en el ranking general, al alcanzar los US$ 190.6 millones y las 97,300 toneladas enviadas al mundo.

(Foto: Difusión)

EN EL TOP TEN

Según cifras de COMEXPERÚ, la uva peruana ahora se encuentra en el top ten de nuestras exportaciones totales junto a productos principalmente tradicionales como minerales de plomo, de zinc, harina de pescado y aceites de petróleo. 

La uva peruana ha probado su competitividad en los mercados internacionales. En 2015, el Perú se colocó como el quinto país exportador de uvas frescas, por debajo de Chile, EE.UU., China e Italia.

A diferencia de la mayoría de países productores que cuentan con una ventana de producción de uva, nuestro periodo de producción es muy ventajoso pues se extiende durante todo el año.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), el cultivo de uva en el país, concentrado en las costas sur y norte, constituye una de las actividades frutícolas de mayor importancia, por su extensión, su valor y por ser la materia prima por excelencia de la industria vitivinícola. 

TAGS RELACIONADOS