Crecimiento del PBI es posible en la medida que haya una correlación con la parte política, según empresarios. (GEC)
Crecimiento del PBI es posible en la medida que haya una correlación con la parte política, según empresarios. (GEC)
Christian Lengua

Pese a que vivimos una de las peores , hay cierto optimismo por lo que pueda suceder en un futuro cercano. El economista , socio de Macroconsult, sostuvo que para el 2021 podría darse un crecimiento del PBI del 9%, siempre que haya una vacuna disponible y que gane las elecciones un candidato promercado.

MIRA: Número de desempleados en Lima Metropolitana subió a 665.800 entre junio y agosto

¿Qué tan viable es esta cifra? Ricardo Márquez, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), indicó que esta cifra es posible en la medida que haya una correlación con la parte política, ya que hacer un pronóstico en estas circunstancias es relativo.

“Como empresario, no me atrevería a decir tanto, pese a que considero que uno debe ser optimista. Pero así como hay sectores que no han parado, como minería, pesca, agroindustria y alimentos, hay otros sectores donde hay mucho empleo y no se han reactivado”, sostuvo.

Desde la experiencia de Márquez, hay muchísimo empleo en la pequeña empresa y en los primeros meses del año todavía estos negocios no empiezan a agarrar fuerza, al ser estacionales muchos de ellos.

MIRA: Un 66% de peruanos optaría por una pensión y no por el retiro de fondos al momento de jubilarse

Por su parte, Carlos Neuhaus, vocero del Comando Vacuna y presidente de la Asociación de Centros Comerciales del Perú (ACCEP), indicó que para todos estos cálculos del PBI “tenemos que ver el estado de la pandemia. Si esta rebota o no, si el virus muta o no, si la vacuna llega y funciona”.

Para el ejecutivo existe una variable impredecible y si bien hay altas posibilidades de que las cosas mejoren, recomendó “ser cautos”.

En tanto, Carlos Durand, presidente de Perucámaras, señaló que desde julio como gremio tenían un pronóstico de crecimiento de hasta dos dígitos para el próximo año debido al efecto rebote. Sin embargo, hoy en día la situación es incierta por la coyuntura política.

“En general, estamos en un entorno mucho más complicado que el que veíamos a finales de julio o principio de agosto”, puntualizó. Durand confiaba mucho en la recuperación de la economía este año en el impulso fiscal, monetario y contracíclico de obras públicas que el gobierno había anunciado.

MIRA: Economía peruana se acelera por el inicio de la fase 3 y anota en julio una caída de 11,71%

Los anuncios de una inyección de dinero importante a la economía que iba a venir por inversión pública, terminarían impulsando una demanda a través del consumo interno. En ese sentido, el líder gremial expresó su preocupación por que se genere una parálisis en el Ejecutivo de estos proyectos.

Durand señaló que se podría dar un efecto rebote para el segundo semestre del 2021 mayor de lo que se esperaba siempre que se den algunas variables como el control de la pandemia, la reactivación económica, y la demanda externa a través de las exportaciones.

También depende de cómo se lleven a cabo las elecciones, ya que siempre un proceso electoral tiene un impacto en la ralentización de la actividad económica. “Somos una economía que se explica básicamente por inversión y consumo interno”, refirió.

Asimismo, aconsejó que el gobierno siga enfocado en restablecer la salud de la población, ante una posible segunda ola de pandemia. Y ver salidas para recuperar el empleo de los cerca de 6 millones que se han perdido, y para evitar que se sigan cerrando empresas.

MIRA: Lima en tiempos de crisis: el reto de convertir a la capital en una ciudad inteligente y sostenible

FASE 4 URGENTE

La Fase 4 de la reactivación económica se ha ido postergando y al día de hoy no hay una fecha certera para abrir los negocios como gimnasios, cines, vuelos internacionales, centros de esparcimiento, entre otros.

Para Durand, es importante que se defina cuándo se reinicia esta etapa, qué actividades estarán incorporadas, y bajo qué condiciones sanitarias, para que los agentes económicos tomen sus precauciones y se vayan adecuando lo antes posible y reinicien actividades.

Mientras tanto, Márquez manifestó que la Fase 4, va ligada con Reactiva Perú, ya que los 12 meses que han dado como periodo de gracia para estos créditos no son suficientes. “Esto iba de acuerdo con el ritmo de la economía, y ya deberíamos estar trabajando en la Fase 4 hace un mes, pero la economía no está funcionando como debería”.

En esa línea, pidió formalizar una posición de los bancos para flexibilizar el periodo de gracia. Esto, debido a que no ha funcionado la reactivación por la falta de la Fase 4. “Apenas llegamos al 75% de la economía y eso genera serios problemas en el mercado”, apuntó.