(Foto: Archivo El Comercio)
(Foto: Archivo El Comercio)
Miriam Romainville Izaguirre

"Quiero una revolución social para mi país", con estas palabras se dirigía a los peruanos hace un año, tras ser investido como presidente de la República. En los siguientes meses impulsaría iniciativas orientadas a la reactivación de la economía ¿se logró el objetivo?

Bajo la mirada de Diego Macera, economista del Instituto Peruano de Economía (IPE), esto no habría ocurrido, ya que las variables que tienen que ver con el crecimiento económico "están más lentas de lo que se pensaba el año pasado".

"La inversión pública ha tenido un desempeño muy pobre, la privada sigue cayendo en lo que ya es la caída más larga desde que se empezó a medir la serie de inversión privada en 1980 y el empleo formal parece que cerrará el año bastante lejos de la meta del gobierno", señala.

LEA TAMBIÉN
► []

Para Macera el desempeño del sector pesca—que en marzo creció en 37,3%— ha jugado un rol importante en la economía, ya que de no ser por este sector el Perú despediría el 2017 con un crecimiento por debajo del 2%. El Ministerio de Economía proyecta que el PBI crecerá este año entre 2,5% y 2,8%. 

"Recién ahora se siente en el producto bruto interno agregado, lo que es no tener ni un gran proyecto minero entrando en fase de inversión u operación. Eso no es culpa del gobierno actual, pero pasa factura", recalca.

LEA TAMBIÉN
►[

¿BALANCE POSITIVO?
Si algo han destacado los economistas locales son las medidas del Ejecutivo en materia de simplificación y eliminación de barreras burocráticas, como la creación de la Comisión Multisectorial de la Calidad Regulatoria, que eliminará los procesos administrativos  de las entidades públicas que resulten innecesarios o injustificados.

En esa línea, Macera destaca la promulgación de los decretos legislativos orientados a  la obtención de licencias de funcionamiento, con lo que se apunta a simplificar los trámites para la apertura de un negocio; la estandarización del TUPA; y la integración de las bases de datos de instituciones públicas. "En algunos todavía falta avanzar", precisa.

Sobre la reforma laboral propuesta por el Ejecutivo, que contempla exonerar del pago de Essalud a los empleadores, correspondiente al 9% de la remuneración mensual, dice que la iniciativa es importante pero esta "atracada" en el Congreso.

"Quizá tras los resultados de la Comisión de Seguridad Social, encargada por el Ejecutivo, y que debería concluir estos días, se plantee algo más impactante. El tema aquí, así como en los casos de la reforma previsional y en la de salud, es que casi cualquier cambio estructural tiene que pasar por el Congreso", manifiesta.

El Ministerio de Trabajo y Promoción de Empleo propuso exonerar del pago del aporte a Essalud a las empresas a fin de que éstas contraten formalmente a los jóvenes de entre 18 y 29 años de edad. (Foto: Andina)
El Ministerio de Trabajo y Promoción de Empleo propuso exonerar del pago del aporte a Essalud a las empresas a fin de que éstas contraten formalmente a los jóvenes de entre 18 y 29 años de edad. (Foto: Andina)

De otro lado, prevé que el impacto de algunas de las principales medidas económicas para inversión del Gobierno se empezarán a ver en el mediano plazo. Entre estas medidas resalta la sustitución del SNIP por Invierte.pe, la restructuración de Proinversión y los cambios en el .

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS