La propuesta del FMI se basa en los esfuerzos ya realizados por ONU, OMS y otros grupos. (Foto: EFE)
La propuesta del FMI se basa en los esfuerzos ya realizados por ONU, OMS y otros grupos. (Foto: EFE)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El Fondo Monetario Internacional () dio a conocer este viernes una propuesta de US$ 50.000 millones para acabar con la pandemia de COVID-19, que prevé que se vacune al menos al 40% de la población del mundo para fines de este año y al 60% para la primera mitad de 2022.

MIRA: Mujeres en sector tecnológico: ¿Por qué no ganan terreno en una industria en auge y con escasez de talentos?

Los funcionarios del FMI dicen que hacerlo inyectaría el equivalente a US$ 9 billones en la economía mundial para 2025 debido a una reanudación más rápida de la actividad, y destacó que los países ricos son los que más se beneficiarían.

La pandemia ha dejado más de 3.5 millones de muertos en todo el mundo y las proyecciones apuntan a unas perspectivas sanitarias muy desiguales hasta 2022, lo que supone “graves riesgos” para toda la población, según el FMI.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, dijo en una cumbre sobre salud organizada por la Comisión Europea y el G20 que tiene sentido que las economías ricas aumenten las donaciones para garantizar un final más rápido de la pandemia.

MIRA: Cruz del Sur: “Nuestro foco será competir con el modelo aéreo ‘low cost’” | ENTREVISTA

Las economías avanzadas -a las que se les pide que contribuyan más a este esfuerzo- probablemente verían el mayor rendimiento de la inversión pública en la historia moderna, captando el 40% de las ganancias del PIB y aproximadamente US$ 1 billón en ingresos fiscales adicionales”, sostuvo.

La propuesta se basa en los esfuerzos ya realizados por Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros grupos.

La implementación costaría unos US$ 50.000 millones, de los cuales US$ 35.000 millones se pagarían con subvenciones de los países ricos y de donantes privados y multilaterales y los US$ 15.000 millones restantes serían financiados por los gobiernos usando la financiación a bajo o ningún interés disponible en los bancos multilaterales de desarrollo.

TAGS RELACIONADOS