De otro lado, el número promedio de limeños que cuentan con un trabajo sumó 3,75 millones entre julio y setiembre de este año. (Foto: GEC)
De otro lado, el número promedio de limeños que cuentan con un trabajo sumó 3,75 millones entre julio y setiembre de este año. (Foto: GEC)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El empleo en mantiene su proceso de recuperación y con ello, contradictoriamente, crece también el .

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el número promedio de personas desempleadas en la capital, en el trimestre de julio a setiembre, sumó 742.700. Esta cifra superó en 147% el nivel alcanzado en similar lapso del 2019; y a su vez, este incremento es mayor que el avance del número de desempleados registrado en el trimestre de junio a agosto, cuando aumentó en 118,2%.

A decir de los economistas, este crecimiento del desempleo obedecería al aumento de la fuerza laboral.

MIRA: INEI: Desempleo aumenta y alcanzó a 742.700 personas en Lima Metropolitana entre julio y setiembre

Luis Fernando Alegría, analista senior de macroeconomía y estrategia de Seminario SAB, sostuvo que durante la pandemia la fuerza laboral se redujo hasta 2,6 millones, debido a la pérdida del empleo, pero una parte importante de esta población optó por no salir a buscar trabajo, por lo que dejó de pertenecer a la fuerza laboral.

Sin embargo, tras el fin de la cuarentena, muchas de esas personas han salido a buscar empleo, pero no lo consiguen porque este se recupera a menor velocidad.

“Si la fuerza laboral crece mucho y el empleo aumenta en menor magnitud, la tasa de desempleo va a crecer. Pero esta tasa no necesariamente crece porque la gente está perdiendo su empleo, sino que se están creando empleos pero a un menor ritmo”, comentó.

LOS EMPLEADOS

De otro lado, el número promedio de limeños que cuentan con un trabajo sumó 3,75 millones entre julio y setiembre de este año. La cifra superó en 1,6 millones a la cantidad promedio de empleos alcanzada entre abril y junio, que fue el peor momento del mercado laboral durante la pandemia.

No obstante, lo preocupante de esta recuperación es la composición de la población empleada (demanda laboral). De acuerdo con los datos del INEI, el empleo no adecuado o subempleo rompió el techo de dos millones de personas y esta situación no ocurría desde el 2010, según el Banco Central de Reserva (BCR).

Más aún, esta categoría de empleo crece a doble dígito y ha alcanzado un récord de los últimos 18 años en el trimestre de julio a setiembre, al aumentar en 17,9%.

Lo preocupante de esta recuperación es la composición de la población empleada (demanda laboral). (Infografía: Antonio Tarazona)
Lo preocupante de esta recuperación es la composición de la población empleada (demanda laboral). (Infografía: Antonio Tarazona)

Sin embargo, el empleo adecuado se encuentra en una peor situación. Este cayó en 46,9% en el lapso de análisis, al sumar 1,7 millones de trabajadores, es decir, es inferior a la cantidad de limeños con subempleo.

Incluso, si se compara la disminución del empleo adecuado experimentada en el trimestre de julio a setiembre con la que se registró en el trimestre de junio a agosto (-47,1%), se observa que la recuperación se ha estancado.

“Antes de la pandemia, la composición de empleo era 65% adecuado y 35% no adecuado, pero ahora se ha revertido. El 45% de la población ocupada es empleo adecuado; y el 55%, subempleo. Esto te dice que la recuperación del mercado laboral se está dando en trabajos que son a tiempo parcial, en los que los trabajadores quisieran laborar más horas, pero los empleadores no los pueden contratar porque no hay negocio”, sostuvo Alegría.

El economista añadió que entre la población de subempleados están aquellos cuya remuneración es inferior al ingreso mínimo referencial, que el INEI estima en alrededor de S/1.000.

“El grueso del empleo que se está generando es de baja remuneración y relativamente poca productividad, y esto sugiere que la demanda interna en el tercer y cuarto trimestre todavía se mantendrá débil”, sostuvo.

Por otro lado, a decir de Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research, existe una recuperación del empleo en Lima Metropolitana, pero impulsada sobre todo por puestos de trabajo de menor calidad.

Según Perea, el hecho de que el subempleo adecuado haya aumentado trae como consecuencia que los ingresos de la población limeña empleada se contraigan. Esta situación se corrobora con las cifras del INEI. La masa salarial, que se calcula de la multiplicación de los ingresos de los trabajadores con el número total de ellos, cayó en 34,4% en el trimestre móvil a setiembre, una contracción similar a la experimentada en el trimestre móvil anterior (-34,3%).

VIDEO RELACIONADO

Perú es el país con el mayor número de desempleo en Latinoamérica según la OIT

TE PUEDE INTERESAR