El terminal terrestre de Plaza Norte está autorizado por la Sutrán. (Juan Ponce / El Comercio)
El terminal terrestre de Plaza Norte está autorizado por la Sutrán. (Juan Ponce / El Comercio)
Redacción EC

Durante , el detectó posibles incumplimientos al Código de Protección y Defensa del Consumidor por parte de algunos proveedores, durante las acciones de supervisión.

La Gerencia de Supervisión y Fiscalización (GSF) del Indecopi y las oficinas regionales de todo el país fiscalizaron durante Semana Santa los principales servicios que se ofrecen en esta fecha. En Lima, supervisó los sectores más demandados como transporte, supermercados, buses turísticos descapotados y centros recreacionales.

En el servicio de terrestre, se encontró que en nueve establecimientos no se habría publicado lista de precios, doce no habrían cumplido con el horario de salida, ocho no cumplirían con las normas referidas al Libro de Reclamaciones, cuatro no habrían permitido el endoso de pasajes, dos no habrían permitido la postergación de pasajes y cuatro establecimientos no contarían con licencia de funcionamiento.

En total, se inspeccionaron 23 locales en los terminales terrestres Marco Polo y Plaza Lima Norte, así como buses turísticos descapotados. 

En cuanto a los supermercados, en tres se habría detectado que en caja se realizaron cobros por encima del precio anunciado en góndola; y, en otro supermercado, no se habría exhibido los precios de algunos productos. Fueron inspeccionados 13 locales de diferentes zonas de Lima. 

Por otro lado, las oficinas regionales del Indecopi realizaron en total 267 supervisiones, en las cuales se habría detectado 164 posibles incumplimientos a las normas de protección al consumidor, relacionados a los servicios de transporte terrestre y aéreo, hospedaje, empresas de servicios turísticos, recreos, restaurantes, agencias de viaje, entre otros.

En estos sectores, se han verificado como hechos más frecuentes los referidos al incumplimiento de la norma sobre el Libro de Reclamaciones, no exhibir listas de precios, incumplimiento en los horarios de salida y no entregar boleto de equipaje, en el caso de las empresas de transporte, no cumplir itinerarios de recorridos, en el caso de algunas agencias de viaje, entre otros.

Estos hechos identificados por los fiscalizadores del Indecopi serán puestos en conocimiento de las Comisiones de Protección al Consumidor de Lima de las Oficinas Regionales para que actúen según su competencia.