Las áreas con mayor presencia de juveniles se encontraron principalmente al norte de Chicama (La Libertad) y al sur del Callao, de acuerdo al IMARPE. (Foto: GEC)
Las áreas con mayor presencia de juveniles se encontraron principalmente al norte de Chicama (La Libertad) y al sur del Callao, de acuerdo al IMARPE. (Foto: GEC)
Redacción EC

El Instituto Nacional de Estadística e Informática () informó que el desembarque de durante el mes de junio de este año superó las 600 mil toneladas, incrementándose en 19,7% comparado con similar mes del año 2018.

De esta forma, la actividad pesquera pudo crecer 14,18%. 


Según explicó el INEI, este comportamiento positivo se dio a pesar de las suspensiones de la actividad extractiva de anchoveta y al calentamiento de las aguas en el Pacífico Central a causa de la presencia del Fenómeno del Niño débil.

Como se observa, a comparación de similar periodo en el 2018, este año se ha registrado un crecimiento. (Elaboración: INEI)
Como se observa, a comparación de similar periodo en el 2018, este año se ha registrado un crecimiento. (Elaboración: INEI)

Asimismo, la entidad afirmó que, también en junio de este año, la pesca para el consumo humano directo creció en 3,90% por los mayores desembarques destinados al consumo en estado fresco (bonito, jurel y lenguado), enlatado (anchoveta, jurel y atún) y curado (anchoveta, liza y pota).

Como se recuerda, el Ministerio de la Producción (Produce) estableció medidas de conservación a ser aplicadas en la pesca del atún en observancia a las Resoluciones de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), el Reglamento de Ordenamiento Pesquero del atún, y demás disposiciones aplicables.

Por último, se debe tener en cuenta que en mayo pasado inició la veda del recurso perico o dorado en todo el país, la cual regirá hasta el próximo 30 de setiembre, informó el Produce.