A escasas horas del inicio de la fase 3 de la reactivación económica, que se inicia mañana, no se tiene certeza de los protocolos que deben cumplir algunas actividades como los restaurantes, tiendas comerciales y empresas de transporte. Para mañana se espera su aprobación.
A escasas horas del inicio de la fase 3 de la reactivación económica, que se inicia mañana, no se tiene certeza de los protocolos que deben cumplir algunas actividades como los restaurantes, tiendas comerciales y empresas de transporte. Para mañana se espera su aprobación.
Elida Vega

A escasas horas del inicio de la fase 3 de la , los empresarios que integran el Grupo de Trabajo Multisectorial para la Reapertura de la Economía, han salido al frente para criticar algunas decisiones adoptadas por el gobierno.

MIRA: Capeco solicita al gobierno la creación de un programa “Reactiva” para el sector inmobiliario

Miguel Vega Alvear, representante de los gremios empresariales ante este grupo de trabajo, asegura que la preocupación por la crisis desatada por el estallido del en nuestro país continúa latente, sobre todo porque son varias las actividades productivas comprendidas en las fases 1 y 2 que todavía están en proceso de reanudación.

Recordó que al instalarse el grupo de trabajo del que forma parte, durante la primera semana de mayo, nuestra economía estaba abierta en un 40% (producción de alimentos esenciales, medicinas, insumos, entre otros), por lo que las cifras actuales indican que el avance no ha sido el esperado.

“La preocupación continúa porque en la fase 1 se pretendía llegar al 65% del PBI, pero no más del 10% de empresas logró obtener las autorizaciones y a fines de mayo nos encontrábamos en un 50% de PBI. Para la segunda fase se procuró el 72% del PBI pero llegamos a un 60% porque hubo deficiencias y demoras en los permisos”, sostuvo contrariado porque varias de las recomendaciones sugeridas en el Grupo de Trabajo Multisectorial no han sido tomadas en cuenta por el Ejecutivo.

“Estamos por ingresar a la fase 3. La comisión hizo algunas recomendaciones, como ir al 80% del PBI, pero hoy día el presidente [Martín Vizcarra] ha dicho que será el 90%, ¿cómo se va a cumplir con esa meta en estas condiciones?”, se pregunta preocupado porque recién mañana (mediante decreto supremo) se conocerán los requisitos que deberán cumplir los restaurantes, tiendas comerciales y empresas de transporte que sumarán a la nueva fase de reactivación.

MIRA: Coronavirus en Perú: estas son las medidas que el Minsa aplicará ante el inicio de la cuarentena focalizada

“La semana pasada se aprobó un decreto supremo sobre la fase 3 pero faltaba un anexo que debió publicarse originalmente el sábado para que las empresas se preparen, pero no pasó y hoy se ha informado que será mañana miércoles, el mismo día del reinicio, pero no sé si eso ocurrirá porque no sé si las empresas en solo unas horas podrán prepararse para la reactivación”, añade.

PREOCUPACIÓN MAYOR

Pero, no es lo único que le preocupa al empresario. Vega Alvear asegura que uno de los criterios restrictivos que debería ser revisado como parte de la cuarentena focalizada es el vinculado a la prohibición que mantendrá confinados a los adultos mayores de 65 años, salvo excepciones puntuales.

Explica que “la mayor parte de los cargos directivos máximos de las grandes empresas peruanas está en manos de personas mayores de 65 años, quienes son los encargados de tomar las principales decisiones de riesgo y asumen esa responsabilidad por su mayor experiencia”. Por lo que no entiende la justificación de una restricción que alcanza, incluso, a varios ministros del actual gabinete.

Vega Alvear critica que se mantengan restricciones a adultos mayores de 65 años, sobre todo porque en nuestro país muchos de ellos forman parte de los directorios de grandes, medianas y pequeñas empresas.
Vega Alvear critica que se mantengan restricciones a adultos mayores de 65 años, sobre todo porque en nuestro país muchos de ellos forman parte de los directorios de grandes, medianas y pequeñas empresas.

Una situación que también se repite en varias medianas y pequeñas empresas, en donde la responsabilidad de las decisiones también recae sobre personas mayores de 65 años, sobre quienes reposa –en ocasiones– la conducción de las empresas.

“Es una medida paternalista que no ha distinguido que cada persona es dueña de su riesgo. Es una locura pensar que una persona vulnerable y débil saldrá a contagiarse porque significaría su muerte y nadie se quiere suicidar. Tiene que haber respeto por la libertad personal y por eso me sorprende la decisión que se ha tomado”, indica.

Consultado sobre lo sugerido por los integrantes del Grupo de Trabajo Multisectorial para la Reapertura de la Economía con relación a dicha restricción, Miguel Vega Alvear aclaró que en esta comisión “solo se trabaja en la reanudación de las actividades económicas, mientras que la cuarentena es una decisión exclusiva del gobierno y del sector salud”.

En ese sentido, tampoco confía en ser escuchados, más aún cuando “algunas de las propuestas que el grupo de trabajo acordó por unanimidad en su última sesión, el Consejo de Ministros las ha modificado”.

TE PUEDE INTERESAR

Video relacionado

Recomendaciones a tener en cuenta si vas a realizar una compra por internet