Juan José Calle
Juan José Calle
Leslie Salas Oblitas

Atraer a más visitantes a los centros comerciales en un entorno donde la competencia actual y futura se agudiza, donde el tráfico de la ciudad dificulta trasladarse y donde el comercio ‘online’ se pone en vitrina ha llevado a que el emblemático apueste por reconfigurar su oferta más allá del ‘’.

Cambios que apelan a la experiencia, a crear nuevas zonas de ‘coworking’ este año, a fortalecer su propuesta de entretenimiento a todo nivel y a calentar aun más el ‘hall’ que une a las tiendas Paris y Oechsle, como detalla a Día1 su gerente general, Juan José Calle. Asegura, además, no temerle al avance del e-commerce; por el contrario, trabajan en estrategias para subirse a esta ola.

¿Cuáles son los nuevos retos del Jockey Plaza?
El mundo del ‘retail’ viene cambiando aceleradamente y las tendencias globales llegan a nuestro país mucho más rápido. Esto plantea a los centros comerciales un tremendo reto que pasa por ser capaces de incorporar estas tendencias, aplicarlas, ‘customizarlas’ y peruanizarlas. El cliente del centro comercial es joven, digital, informado y conocedor de lo que ofrecen en otros lugares. En ese marco, lo que estamos haciendo es incorporar servicios que tienen que ver con la experiencia y definiendo al ‘mall’ como una ciudad con diferentes ofertas y servicios y no solo comercio.

¿Entonces, van a empezar a reconfigurar su oferta?
Lo visualizamos así, y así lo estamos haciendo. Tenemos comercio en una gran parte del ‘mall’, pero también una oferta gastronómica, de servicios y de entretenimiento importante. Esta última la vamos a repotenciar. Una ciudad moderna también plantea la necesidad de arte y cultura. Eso nos obliga a incorporar espacios para que estas expresiones se puedan palpar o poner al servicio de los visitantes.

¿Un ejemplo de ellos es el corredor que une a Paris y Oechsle?
Sí, El Barrio -como ahora se llama el ‘hall’ que estamos relanzando- acoge a diferentes marcas independientes, marcas de diseñadores de mucha tendencia como Papa con Camote, Lima La Gris, Pietá, Capittana, El Baúl de Antonia, entre otras firmas, que se mueven mucho en redes sociales y que están dirigidas a un segmento para quienes la oferta tradicional del ‘mall’ no es atractiva. Nuestra tarea consiste en ir ofreciendo a los diferentes segmentos de consumidores aquello que quieren encontrar.

La idea es que también siga calentando este ‘hall’.
El ‘hall’ ya está caliente. Este ya alcanza un 75% de las ventas por m2 que genera la nave central (sin considerar las ventas de Falabella y Ripley). Con ‘El Barrio’ estamos respondiendo a una necesidad de un grupo de consumidores que estaba dispuesto a moverse de San Isidro hasta Barranco y que ahora podrá encontrar a sus marcas más cerca.

Ahora que Oechsle redujo su oferta a dos pisos, ganan espacio en el tercer nivel. ¿Qué harán allí?
Necesitamos seguir creciendo en nuestra oferta, y lo que haremos en este espacio de 4.000 m2 es implementar un gimnasio, un spa y oficinas de coworking. El objetivo de aquí a tres años es atraer a 2.000 personas más con estas áreas de coworking, que se implementarán también en otras zonas del mismo centro comercial.

¿Cuándo y quiénes operarán estos conceptos?
No puedo revelar aún las marcas, porque estamos en el proceso de negociación, pero en el caso del gimnasio no será una marca convencional. Los tres conceptos deben estar ya operativos a fines de año.

Entonces llegaron a un buen acuerdo con Oechsle y no fue necesario ir a proceso de arbitraje.
En efecto, Oechsle es un cliente muy importante y valoramos mucho su presencia, no tenemos ningún conflicto con ellos. Las grandes superficies también están buscando optimizar sus espacios, incrementar su rentabilidad y la venta por m2. Reducir el área de venta es lo que ellos consideraron conveniente y a nosotros también nos interesaba recuperar algunos m2. Las oficinas y el gimnasio ayudarán a generar mayor flujo en la zona, lo cual beneficiará a todos.

¿Qué otros movimientos más habrá?
Siempre hay nuevas marcas que entran y salen, esto es como un ‘lego’ gigante o un rompecabezas que hay que ir armando y desarmando. Permanentemente estamos buscando movimiento para generar espacios a nuevas marcas que quieren ingresar. Hoy en día, estamos muy enfocados en la experiencia, lo cual pasa por recomponer algunos espacios e incorporar cierto tipo de actividades que hagan del Jockey el mejor lugar para estar: zonas de lectura, de trabajo, con conexión Wi Fi gratuito, para niños, etc.

El año pasado, según Equilibrium, se incorporaron 40 nuevas marcas entre tiendas y módulos. ¿Este año cuántas nuevas entrarán?
Hasta abril, hemos sumado 31 marcas como El Baúl de Antonia, Miniso, Aruma, BubbaBags, Sol Alpaca, Mr Jacob, y algunas de las que están por abrir son Taco Bell, La Baguette, Murguia, My Bump, Barbarian, Quinoa y Beso Francés. Así, continuaremos con las novedades a lo largo del año.

Además le llega un nuevo vecino a H&M. ¿Quién será?
No lo puedo anunciar aún, pero será una propuesta muy entretenida. Estimamos que ya esté listo a fines de año.

¿Potenciarán la oferta de entretenimiento?
Precisamente, estamos hablando con los operadores para que repotencien su oferta. También tenemos algunas ideas para sustituir algunos espacios por otras marcas de entretenimiento para niños, jóvenes y adultos. Conforme vayamos avanzando lo iremos anunciando.

Todo ello también mejoraría el flujo de visitantes. Poken informó, precisamente, que el tráfico en algunos ‘malls’ habría caído en el primer trimestre, pero en el Jockey Plaza afirman esto se dio solo en febrero.
Esa información no es muy exacta, porque solo mide el tráfico de personas que ingresan a ciertas tiendas y no al ‘mall’ en sí. Nuestro flujo de visitantes se mantiene en dos millones al mes.

¿Han aumentado las ventas? ¿En cuánto podría estar el movimiento del ‘mall’ este año?
Estamos creciendo más de 6% y prevemos que las ventas bordearán los US$900 millones al cierre de año. Si bien este es un indicador importante, no es lo más relevante para nosotros en esta etapa en la que estamos enfocados en mejorar la experiencia.

¿Qué tanto más pueden crecer las ventas teniendo en cuenta la mayor competencia entre ‘malls’ y la fuerza del ‘online’?
El mercado y nuestra industria en particular vienen incorporando muchas tendencias, alguna de ellas pasarán y otras han venido para quedarse, como la compra ‘online’. Los ladrillos siempre convivirán con el e-commerce. Nosotros no le tenemos miedo, estamos incorporando una serie de estrategias y actividades orientadas a subirnos a esa ola, creemos que es una oportunidad inmensa.

¿El Jockey Plaza podría convertirse en un ‘market place’?
Sí podría, tenemos varios proyectos asociados a ese tema. Hemos lanzado nuestra aplicación y estamos trabajando e invirtiendo mucho en la digitalización, considerando que el 70% de nuestro público es joven (entre 18 y 45 años).

MÁS DATOS
► En el primer trimestre del año los ingresos del Jockey Plaza crecieron 4%, alcanzado los S/77,7 mlls., según sus estados financieros.

► En el 2017 los ingresos del centro comercial ascendieron a S/318,4 millones. Aunque aumentaron frente al 2016, fueron menores a los de años anteriores.leslie salas oblitas
Periodista

TAGS RELACIONADOS