(Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)
(Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)
Redacción EC

El uso de la Vía Libre del Aeropuerto  se ha ido incrementando conforme ha ido creciendo el flujo de pasajeros, lo cual ha ocasionado congestión vehicular en la zona de embarque.

Según Lima Airport Partners (), concesionaria del aeropuerto, el factor más crítico que genera en la Vía Libre es la existencia de posiciones de estacionamiento permanentes para taxis. Con ello, la capacidad de la vía para el tránsito vehicular disminuye en un 50%, debido a que la vía de dos carriles se convierte en una de un solo carril.

En horas punta, añade, el tiempo de espera puede exceder los 20 minutos, y la longitud de cola puede llegar hasta la Av. Faucett, agravando el tráfico y congestión en dicha avenida.

En ese contexto, LAP resaltó la ordenanza anunciada por la Municipalidad Provincial del Callao sobre la liberación de la Vía Libre -ante la culminación de los contratos de concesión con las cuatro empresas de taxis autorizadas por dicho municipio a operar en la mencionada vía-.

"Esperamos la pronta emisión de la ordenanza anunciada por la autoridad local, para que el acceso al terminal aéreo, a través de la Vía Libre, sea mucho más rápido y seguro", señaló LAP.

Cerca del 60% de vehículos que llegan al aeropuerto optan por desplazarse a través de la Vía Libre, por lo que, con la eliminación completa de estas posiciones de estacionamiento permanentes para taxis, la vía recuperaría su capacidad total para la atención a los usuarios, añadió.

De otro lado, la concesionaria señaló que implementará otras medidas para mejorar la circulación vehicular en dicha vía. Así, fijará ciertos lineamientos y reglas para el uso de la vía, aplicables a todos los usuarios del aeropuerto. De igual manera, realizará cambios en la infraestructura como, por ejemplo: la reubicación de las rejas en las veredas, un cambio de la señalización vertical y horizontal, entre otros.