Los proyectos cinematográficos deberán ser dirigidos por asociaciones sin fines de lucro.
Los proyectos cinematográficos deberán ser dirigidos por asociaciones sin fines de lucro.
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

El Poder Ejecutivo publicó el domingo pasado un que busca promover la actividad cinematográfica y audiovisual.

Entre las medidas establecidas en la norma, el gobierno fijó que las personas naturales o jurídicas que efectúen donaciones de dinero para ejecutar proyectos en este rubro, podrán deducir un porcentaje del aporte como gasto para la determinación del Impuesto a la Renta.

En cuanto a las personas naturales, estas podrán deducir hasta el 10% de la suma la renta neta del trabajo y la renta de fuente extranjera. Las personas jurídicas, en tanto, podrán deducir hasta el 10% de la renta neta de tercera categoría.

“La ley no es perfecta. Pero a como estábamos, [ahora con esta norma] estamos mejor. Básicamente por el tema tributario”, señala Sandro Ventura, CEO de Big Bang Films.

En ese sentido, Ventura indica que actualmente es muy difícil conseguir auspicios para producir películas en el Perú.

Respecto a los costos, detalla que hasta hace un año podría ascender a medio millón de dólares producir una película en el Perú. Con la implementación de tecnología, estima que la productora producirá el próximo año películas de entre US$300.000 y US$500.000, y probablemente algunas de menos valor.

RESTRICCIONES

La norma establece que los titulares de los proyectos cinematográficos beneficiarios de la donación deberán ser asociaciones sin fines de lucro, dedicadas exclusivamente a asuntos culturales. También deberán estar inscritos en el Registro Nacional de Cinematografía y del Audiovisual a cargo del Ministerio de Cultura. Asimismo, los proyectos cinematográficos deben contar con el reconocimiento previo del Ministerio de Cultura.

Por otro lado, Pablo Sotomayor, socio de Miranda & Amado, precisa que este decreto señala que “no debe existir vinculación económica entre el aportante y la asociación o parentesco con los asociados de la entidad titular del proyecto cinematográfico”.