(Foto: ADEX)
(Foto: ADEX)
Redacción EC

De cada 100 que trabajan 84 lo hacen en empresas que tienen de uno a cinco trabajadores, mientras que la población ocupada no pobre que trabaja en este tipo de establecimientos son 64 de cada 100, de acuerdo al reporte del (INEI). En el caso de los pobres extremos, el 90% trabaja en establecimientos entre uno a cinco trabajadores.

En contraste, el 5,6% de la población pobre trabaja en grandes empresas (de 51 a más trabajadores). Por su parte, el 21,1% de la población ocupada no pobre labora en estas compañías. 

► 
► 
► 

Fuente: INEI
Fuente: INEI

En el año 2018, el 48,6% de los pobres participaron en el mercado laboral como trabajadores independientes, el 28,7% fueron trabajadores asalariados (obreros y empleados), el 20,3% fueron trabajadores familiares no remunerados y el 1% fueron empleadores o patronos. Un 1,3% fueron trabajadores del hogar.

En cambio, si se analiza a la población ocupada no pobre, el 47,2% fueron asalariados (obreros y empleados), el 37,6% trabajadores independientes, el 8,2% trabajadores familiares no remunerados, el 4,7% empleadores o patronos y el 2,3% trabajadores del hogar.