"Hay un déficit de 200 mil profesionales técnicos al año"
"Hay un déficit de 200 mil profesionales técnicos al año"
Lucero Chávez Quispe

La Comisión Permanente del aprobó la polémica creación de una nueva modalidad formativa para estudiantes de , la que no incluye remuneración pero permitirá que estos accedan a situaciones reales de trabajo hasta por 448 horas durante los tres años de carrera.

Ante las críticas, la congresista de , defendió el proyecto de ley 1215 presentado por ella señalando que "los chicos adquirirán competitividad y se adecuarán a lo que el mercado necesita cuando egresen".

Pese a las diferencias entre los grupos de izquierda y los defensores del proyecto, cabe preguntarse cómo se encuentra el mercado laboral para los profesionales técnicos en el Perú.

Los sueldos promedios de las oscilan entre S/2.096 y S/3.506, de acuerdo a información al 2017 de Ponte En Carrera. 

Entre ellas se ubican las relacionadas a ingeniería -con seis en total-, arquitectura, marketing, diseño y ciencias de la comunicación. Sin embargo, tan solo en la carrera más demanda, los sueldos mínimos y máximos son muy distantes, de entre S/1.500 y S/7.300, por lo que se observa disparidades en el mismo mercado.

De hecho, según información del INEI, el ingreso promedio mensual de profesionales técnicos en el 2017 es de S/1.602,8. En el primer año de egresado se gana S/1.572; solo cinco años después de estar dentro del mercado, los profesionales ganan un promedio de S/2.098.

DESCONECTADOS

En esa línea, un estudio del Sineace señala que existe una "desconexión entre estudio y oferta laboral" en el mercado de profesionales técnicos. Así, ejemplificaba que de las 2,3 millones que en el 2011 tenían el nivel educativo superior técnico, menos de 350.000 se desempeñan como tal.

"El resto se desempeñaba como empleados de oficina, comerciantes, ofrecían diversos servicios o conducían un taxi, entre otras ocupaciones divergentes con la carrera estudiada", apunta el estudio Demanda Laboral de Técnicos en el Perú y Expectativas sobre la Certificación de Competencias elaborado en el 2015.

Tan solo en el 2017, el para los profesionales con estudios técnicos cayó 4,8%; mientras que creció 5,8% en el sector informal. Sus ingresos crecieron solo 0,8% en el 2017 y totalizaron S/1602,8, según el INEI.

¿QUÉ BUSCAN LOS EMPLEADORES?

Actualmente se está privilegiando a los profesionales técnicos con habilidades que ofrezcan más que habilidades duras (técnicas), explica Juan Lizarraga, director comercial de .

Es así que la formación integral (experiencia práctica y habilidades duras y blandas) es ahora lo que buscan los empleadores, siendo esta enseñada solo en institutos grandes que mantienen convenios directos con prácticas. 

En esta línea, al no haber suficiente profesionales técnicos ante la demanda más sofisticada de las empresas, los empleadores señalan que el perfil más difícil de encontrar en el Perú son los profesionales técnicos.

De acuerdo a la Encuesta de Escasez de Talento realizada por Manpower en el 2016, la falta de experiencia (35%) es la mayor dificultad del empleador para cubrir posiciones en el Perú, por delante de la falta de competencias técnicas y de candidatos disponibles.

"El nivel de empleabilidad de los recién egresados es muy bajo. De un 30% a 40% son los que entra a posiciones de técnicos", alarma. Además, Lizarraga comenta que la única forma de implementar sus conocimientos en la práctica es al finalizar la carrera, pues las empresas no contratan estudiantes de carreras técnicas antes de que egresen.

EL MODELO DE FORMACIÓN DUAL

Alemania cerró el 2017 con un índice de desempleo de 5,7%. De acuerdo a Jannelle Bos, Gerente de Formación Profesional y Capacitación Laboral en la Cámara Peruano Alemana, esto se debe en buena parte al modelo de formación dual, diseñado para que los estudiantes de carreras técnicas trabajen en una empresa a la par de las clases que lleva en el instituto.

"La mayoría de los jóvenes lo hacen saliendo del colegio", con lo que se tiene 4% de desempleo juvenil en Alemania, comenta. Añade que las empresas medianas forman el grueso de las empresas formadoras, por su necesidad de ahorro. Sin embargo, la empresa le paga al estudiante una subvención equivalente al sueldo mínimo y le paga al instituto una parte de la educación; a diferencia del proyecto debatido ayer en el Congreso peruano.

"Los jóvenes que estudian con esta formación aprenden en el instituto y la empresa, de la mano con la currícula del instituto. Por ejemplo, van dos días al instituto y otros dos a empresas", comenta. 

En el Perú, este modelo se empezó a implementar hace 35 años junto al Instituto Alexander Von Humboldt, perteneciente a la casa de estudios del mismo nombre. En esta, las empresas que aceptan el convenio asumen el 60% de la pensión de los estudiantes.

Según Bos, este modelo no ha sido suficientemente empleado por su poca difusión. A la fecha, algunos institutos lo han implementado como Toulouse Lautrec, con su carrera de diseño de producto, y Senati, con su carrera de mecatrónica. Al año, el total de graduados es de alrededor de 66 alumnos.

Lea más noticias de Economía en...