La reforma del servicio civil supone un cambio estructural y cultural en la manera cómo se gestiona a las personas que trabajan al servicio del Estado.
La reforma del servicio civil supone un cambio estructural y cultural en la manera cómo se gestiona a las personas que trabajan al servicio del Estado.
Redacción EC

Tras concluir las tres etapas del tránsito, el Ministerio de Energía y Minas () y el Ministerio del Ambiente () se convirtieron en los dos primeros ministerios del Poder Ejecutivo en ingresar oficialmente al nuevo régimen del servicio civil, . Con ello, se podrán realizar concursos público y el personal seguirá una carrera pública meritocrática.

► ► ► 

“El ingreso de estas dos nuevas entidades significa un hito trascendental en la reforma del servicio civil pues, gracias a la voluntad política del gobierno, ya tenemos a los dos primeros ministerios que iniciarán los concursos públicos bajo el nuevo régimen. Esperamos que pronto se incorporen otras entidades que están a punto de culminar el proceso”, explicó Juan José Martínez, presidente ejecutivo de Servir.

Martínez indicó que esta inclusión fue gracias a la aprobación del Cuadro de Puestos de la Entidad (CPE) de ambas instituciones por parte del Consejo Directivo de Servir, con la opinión favorable del Ministerio de Economía y Finanzas (). Esta constituye la última etapa del proceso de incorporación plena al régimen del servicio civil.

Cabe señalar que ya ingresaron plenamente al régimen del servicio civil la Oficina de Normalización Previsional (ONP), la Autoridad Nacional del Servicio Civil (SERVIR) y el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). Otras 463 entidades están en pleno proceso de tránsito.

REFORMA DE LEY SERVIR
El presidente ejecutivo de Servir explicó que la reforma del servicio civil supone un cambio estructural y cultural en la manera cómo se gestiona a las personas que trabajan al servicio del Estado y trae consigo diversos beneficios para el servidor público, el Estado y los ciudadanos.

“Desde el punto de vista de los servidores públicos, se ordenan sus derechos y deberes, tendrán mejor estabilidad en la función, una carrera pública, ascensos meritocráticos, mejores compensaciones, capacitaciones y, además, se construye una capa directiva gerencial en el Estado basada en la meritocracia”, puntualizó.

Asimismo, consideró que la selección meritocrática de servidores públicos permitirá luchar contra la corrupción. Con ello, el Estado tendrá una administración estatal profesionalizada que otorgará servicios públicos más eficientes al ciudadano y que podrá estar a la altura de las nuevas necesidades del país frente al bicentenario.

TAGS RELACIONADOS