(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Redacción EC

La polimetálica inició su plan de en para este año con el objetivo de desarrollar el potencial de sus operaciones actuales ubicadas en la sierra central del Perú. Este año invertirán US$50 millones, de los cuales la mitad se destinará a proyectos avanzados.

Así informaron los representantes de dicha empresa, Jorge Murillo Núñez, vicepresidente de Administración y Finanzas, y José Montoya Stahl, gerente central de Desarrollo Minero, en el marco de la tercera edición de los “Desayunos Empresariales IIMP”, organizados por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

Precisaron que como parte de las exploraciones brownfield, alrededor de sus minas, se tienen contemplados más de 210 mil metros de perforación diamantina con una inversión de US$25 millones, lo cual representa un incremento importante respecto a los dos últimos años. Ello les permitirá reponer y aumentar las reservas de sus unidades Yauli, Chungar, Alpamarca y .

Del mismo modo, los US$25 millones restantes se destinarán a proyectos avanzados, entre los cuales figuran Romina II, Carhuacayán, Zoraida y Palma. Este último ubicado a 60 km al sudeste de Lima, con un interesante potencial geológico, cuyo estudio de factibilidad está previsto para el segundo semestre del 2019.