El Ministerio de Energía y Minas cuenta con 42 proyectos por un monto de inversión de US$ 57,742 millones. (FOTO: GEC)
El Ministerio de Energía y Minas cuenta con 42 proyectos por un monto de inversión de US$ 57,742 millones. (FOTO: GEC)
Javier Artica

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El desarrollo de la será de gran importancia para impulsar la reactivación de la economía en los siguientes años, debido a que el cuenta con 42 proyectos por un monto de inversión de US$57.742 millones y que, de ponerse en marcha, generarían 2.3 millones de nuevos empleos directos e indirectos para el país. Así lo señaló el estudio “Contribución de la Minería a la Economía Nacional”, realizado por el Instituto Peruano de Economía (IPE).

Para que el crecimiento en este sector sea más rápido y las proyecciones se hagan realidad en vista que la economía sigue ‘golpeada’ por la pandemia, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) mencionó que se deben eliminar las trabas burocráticas y los conflictos sociales.

“La conflictividad social es un elemento perturbador de la inversión que en estos momentos se está convirtiendo en uno de los principales escollos para la puesta en marcha de los proyectos y eso tiene que ver en lo esencial con la incapacidad del Estado en transformar los recursos que están en las zonas de influencia minera”, refirió Pablo de la Flor, director ejecutivo de la SNMPE.

MIRA: Economía peruana rebotará en 9% este año por el impulso del precio del cobre, según estudio del BCP

Agregó que para zanjar la problemática resulta fundamental generar capacidades y lograr que el Estado ejecute de manera eficaz, oportuna y eficiente los recursos que se generan, producto de la actividad minera.

“Se tiene que pensar más aún con los 42 proyectos que se vienen y que puede generar más de S/ 350 mil millones adicionales en tributos, buena parte de esos recursos transferidos a las regiones. Sino cerramos las brechas, vamos a seguir enfrentando situaciones de conflictividad”, precisó.

De la Flor también señaló que una buena forma de abolir la tramitocracia en la industria minera sería “eliminar permisos, procedimientos y autorizaciones innecesarias”, que a lo largo de los años vienen afectando al sector.

Recordó que en el último año se tuvo una caída de casi 40% en la inversión de exploraciones.

“Si bien tenemos un portafolio enorme y significativo de iniciativas, pero en el corto plazo no tenemos ningún proyecto de envergadura que nos permita revertir esta situación de desaceleración de la inversión y sobre todo en la exploración, así que es fundamental racionalizar las normativas que vienen asfixiando el quehacer minero”, sostuvo.

MIRA: Producción del sector minería e hidrocarburos cayó 8.49% en enero

Por su parte, Carlos Casas, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Pacífico, consideró que el Estado tiene que jugar un rol importante en resolver la conflictividad en un corto plazo, porque afecta al sector minero y aprovechar “la ola de buenos precios de los metales”.

Sin embargo, el también exviceministro de Economía manifestó que el multiplicador del empleo arrojado por el estudio del IPE “puede estar un poco alto”, guiándose de que solo 380 mil personas se incorporan anualmente al mercado laboral.

“Si fuera así, la minería absorbería el 70% de las actividades vinculadas de los que entran a la fuerza laboral. Esto debe revisarse”, precisó.

IMPACTO FISCAL

El IPE también calculó el potencial fiscal de la actividad minera tomando como punto de partida la fecha de ejecución de los proyectos según la cartera del Ministerio de Energía y Minas.

Diego Macera, gerente de la institución, estimó que el primer grupo de 15 proyectos mineros -que estarían operativos hacia 2025 hasta 2035- brindarían S/43 mil millones. Mientras, los 27 restantes entre 2030 y 2040, contribuirían con S/ 96 mil millones.

“Hemos calculado que la entrada en operaciones de los dos grupos de la cartera de proyectos implicaría un impacto sumamente positivo para el desarrollo del país, sobre todo si se observa tanto los efectos directos como indirectos que se generan’', aseveró Macera.

Añadió que en los primeros 10 años de operación de este conjunto de proyectos mineros se generarían ingresos fiscales directos e indirectos por un total de S/ 109 mil millones. En los siguientes 10 años, de entrar en operación el segundo grupo de proyectos, el Estado obtendría ingresos adicionales por S/ 240 mil millones.

“La actividad minera ha impactado positivamente en la economía nacional, pues contribuye al dinamismo de la inversión privada de forma descentralizada, favoreciendo el desarrollo de las regiones del país”, indicó.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO SUGERIDO

Comerciantes en riesgo de cerrar (Canal N)
Algunos indican que las deudas con los bancos hacen peligrar la continuidad de su negocio.